Película: Extraños en un tren En su valoración crítica, Hitchcock puede llegar a ser un problema. Así, cogemos una revista especializada y encontrarnos los más dispares juicios sobre él: habrá quienes digan incluso que no sabe narrar, en tanto otros hablarán inmejorables cosas sobre su obra. Varios de la “nouvelle vague” han escrito libros acerca de Hitchcock, y Truffaut ha dicho que cada vez está más convencido de que es el mejor director del mundo.

Creo que es importante plantearse a Hitchcock como artesano y como hombre de negocios. En estas dos facetas, Alfred Hitchcock se encargaba de hacer un film todos los años, lo más taquillero posible, a menudo con estrellas y que funcione respecto a aquello del “suspense” y demás. Pero sería injusto y de tontos reducirlo a sólo eso: hay demasiadas coincidencias temáticas, morales, formales, para no concebir a un gran autor tras todo el tinglado.

En Extraños en un tren hay varias de sus constantes  más queridas: la culpabilidad, la maldad, un final espectacular, una progresión rítmica admirable… Es película que surge en un momento clave de su carrera, cuando se afianza su etapa americana, y hoy en día se puede considerar como pórtico a una larga y segura serie de títulos que abarcan desde Yo confieso (1954), inmediatamente posterior, a Cortina rasgada (1966), su último film por el momento. Es un proceso interesante, donde se aúnan la espectacularidad y la simple intriga policíaca con la mayor sobriedad estilística y el rigor de autor.

Nos encontramos entonces con una cinta que ayuda perfectamente a concretizar, a clarificar a Hitchcock como autor cinematográfico. Si fuera sólo artesano podría, quizás, haber hecho Marnie, pero no Falso culpableLos pájaros, o esta excelente Extraños en un tren.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

Extraños en un tren - by , Jan 04, 2013
4 / 5 stars
Inicio de madurez