Película: Fellini, 8 y 1/2 Se ha dicho que Ocho y medio es la confesión de Fellini, como también puede serlo --en otra clave-- Amarcord. Pero no es una autobiografía, el hombre no nos cuenta su vida, sino el artista su crisis. El autor, el creador, ha llegado a un punto muerto, ha de replantearse todo.

A través de un film de una absoluta brillantez formal, Federico Fellini hace una sincera, válida y profunda reflexión sobre la creación artística. Presenta a un creador, a un director cinematográfico que quiere comenzar una  nueva obra. Influencias de todo tipo presionarán en él: recuerdos, la educación religiosa infantil, sus relaciones con la esposa, la presencia de la amante, la insistencia del productor, el intelectualismo equivocado del crítico, el ansia publicitaria de los periodistas.

Son influencias tanto subjetivas como del contorno que le rodea, pero a la larga aquéllas se impondrán sobre éstas. Hay un afán irracionalista, pero totalmente sincero en Fellini, de decirnos que la obra de arte es algo sensorial y primario, que surge del hombre que es artista. Pero no se queda ahí, sino que profundiza, analiza ese sentimiento de creación mediante casi un psicoanálisis del protagonista, ese Guido confuso y perdido.

Aparte la sinceridad que rebosa el film, Ocho y medio es una cinta tremendamente compleja y matizada. No hay personajes de una pieza, sino que todos se humanizan y tienen vida. No hay apriorismos ni sentencias, sino una riqueza expositiva que se traduce en libertad para el espectador. Y será este espectador quien quedará ante un mundo complicado y difícil pero no ambiguo, ante un mundo lleno de sensibilidad y belleza formal, siempre abierto a su interpretación.

Lo más difícil que ha conseguido Federico Fellini en su Ocho y medio ha sido unir un afán esclarecedor, analítico, con otro sentimental y de vivencias. Nos ha contado algo muy suyo, muy íntimo, se ha dejado llevar por su autenticidad, pero ha sabido evitar la tentación de una fácil espontaneidad, realizando su film con pericia y lucidez, volcando su sabiduría de gran profesional. En definitiva, ha conseguido un film lleno de rigor, pero también lleno de vida.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

138'

Año de producción

Fellini, 8 y 1/2 - by , Jan 04, 2013
4 / 5 stars
Confesiones verdaderas