Película: Georgia El cine americano, que ha dado grandes títulos sobre la figura del perdedor, tenía olvidado un tanto este arquetipo desde hace ya demasiados años, empeñada la industria, la política u otros oscuros intereses en atiborrarnos de héroes omnipotentes o incluso grises. Ha tenido que ser la díscola Jennifer Jason Leigh quien, desde su papel de coproductora y protagonista absoluta, haya recuperado el rol de perdedora en este filme sobre Sadie, una fracasada cuyo desastre de vida (continuas rupturas sentimentales, alcoholizada, drogadicta, canta como un grillo y con tendencia a meter constantemente la pata) está siempre en referencia a su perfecta hermana, Georgia, que lo hace todo bien: familia organizada, marido estupendo, es guapa, canta espléndidamente y, en el colmo del descaro, le roba hasta el título de la película, que se llama Georgia, como ella, y no Sadie, como hubiera correspondido por protagonismo.

Con este doble retrato, en el que se perfilan sin embargo las carencias de amor de la fracasada y cierta suficiencia de Doña Perfecta, el director Ulu Grosbard consigue la que seguramente es su mejor película, una obra sentida con algunas escenas que, literalmente, dejan aplanado al espectador en la butaca, como aquélla en la que Sadie canta, borracha como una cuba, una canción de Van Morrison ante una multitud perpleja.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Georgia - by , Jul 04, 2001
3 / 5 stars
Retrato de perdedora