Película: Heidi

La conocida novela infantil de la escritora suiza Johanna Spyri ha sido objeto de innumerables versiones desde su publicación en 1880, tanto para la televisión en diversas series, el video o la gran pantalla en dibujos animados o con personajes reales. Por citar tan sólo algunas de ellas ahí están la americana Heidi (1937), de Alan Dwan, la italiana Heidi (1952), de Luigi Comencini, la alemana Trenzas doradas (1965), de Werner Jacobs, o la japonesa Heidi en la ciudad (1975), de Isao Takahata, en dibujos animados. Para las jóvenes generaciones llega ahora esta nueva versión en coproducción de Alemania con Suiza dirigida por Alain Gsponer.

La historia es bien conocida de todos los amantes de la literatura infantil y juvenil. Heidi, una niña huérfana, es dejada por su tía con su abuelo que vive en una cabaña en los Alpes, quien se queda con ella a regañadientes mientras encuentra una familia que la adopte. Allí hace amistad con Pedro, el niño que se encarga de llevar las cabras al monte, con el que traba una buena amistad. Cuando la tía le halla acomodo familiar, el abuelo, que le ha tomado cariño, se opone, pero se la lleva en contra de su voluntad. En Frankfurt vive Clara, una niña paralítica en silla de ruedas a la que le toma cariño, dadas las rígidas normas impuestas por la señorita Rottenmeier.

Con ello no desvelamos nada que no sepa todo el mundo, lector o espectador, lo que sí decimos es que estamos ante una versión que se ajusta fielmente al texto literario y a las que conocíamos hasta ahora.

Es una película bien hecha, con un guion que pone de relieve la amistad entre Heidi y Pedro y el cariño de ésta, tanto con su abuelo como con Clara, con una excelente fotografía que realza los bellos paisajes montañosos de los Alpes, así como una buena ambientación, tanto en el exterior de la ciudad como en el interior de la señorial mansión, perfectamente decorada y amueblada, con una señorita Rottenmeier, rígida, como corresponde al personaje, pero más joven, menos desagradable que hasta ahora la solían pintar.

Heidi es Anuk Steffe, con un rostro muy agradable que se hace pronto con la admiración del espectador; Isabelle Ottman como Clara da bien el contraste con ella, mientras que Quirin Agripppi como Pedro muestra su carácter pueblerino.

Un aparte para el gran actor Bruno Ganz que sabe ser arisco o amable en el personaje del abuelo cuando va evolucionando con respecto a su nieta.

Una versión interesante que estamos seguros agradará a los niños y los adultos sabrán apreciar sus cualidades fílmicas; ganó el Premio del cine alemán al mejor film infantil.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

111'

Año de producción

Trailer

Heidi - by , Sep 12, 2016
2 / 5 stars
Una versión fidedigna