Película: Heimat. La otra tierra

A través de una serie televisiva, Heimat (Patria), que recorría la Alemania del siglo XX partiendo de una pequeña población, se mostraba la vida de sus pobladores, los avatares que tenían y las ilusiones de muchos de ellos de poder emigrar a ese paraíso desconocido de las tierras del Nuevo Mundo. Partiendo de esa serie se ha rodado este extenso largometraje de cerca de cuatro horas, comenzando a mediados del siglo XIX, teniendo como eje a la familia Simons, formada por Johann y Margaret, los padres; Lena, la hija mayor y los hermanos Gustav y Jakob, que viven en 1843 en el (ficticio) pueblo de Schabbach, en las Hunsrück, en la que la desigualdad y la pobreza hacen mella y buscan una tierra en Brasil que les dé nuevas oportunidades de vivir mejor.

Está filmada en una espléndida fotografía en CinemaScope en blanco y negro de Gernot Roll, que utiliza con gran sentido formal el paisaje, con algunos apuntes de color, añadidos digitalmente, en breves detalles, como un simple objeto, una bandeja, unas florecillas de un ramo de novia o una corona mortuoria... Se capta así la vida en pequeñas cosas o en los momentos más dramáticos de esos personajes, e igualmente a través de las costumbres o el folclore en sus canciones, bailes o festejos, e igualmente las relaciones que mantienen entre sus miembros.

El film está narrado a través del pequeño de la familia, Jakob, al que toman por un vago porque se escapa de hacer sus deberes para con la comunidad familiar, ya que su interés está en aprender a leer y a escribir, e ir anotando en su diario todo cuanto acontece a su alrededor mientras ve cómo se cumplen los deseos de algunos, las frustraciones de otros, las suyas propias, con su antagónico y beligerante hermano mayor Gustav, que ha vuelto del servicio militar, o las ilusiones de otras dos hermanas, Florinchen y Jettchen, con las que quieren emparentarse.

Mientras mensajeros del emperador de Brasil reclutan mano de obra, en cambio el barón dueño del lugar no deja beber su vino durante la fiesta, cuando es un privilegio de antaño que ahora no quiere respetar. En nombre del rey se prohíbe la recolección de las cosechas, cazar en los bosques, pescar, usar piedra o arcilla para construir, son algunos de los ejemplos de los abusos del poder en contra de la libertad como derecho. Y en medio de todo ello también nacen algunas historias de amor.

En realidad es una precuela de la citada serie; mientras que aquella contaba la historia del siglo XX, en cambio esta cinta se centra en el XIX, sobre el deseo del pueblo alemán de emigración, debido a la esclavitud a la que el Imperio Austrohúngaro tenía sometido a sus habitantes, inmersos en la pobreza, lo que provocó la huida en masa a mitad de ese período a Brasil. Ellos pensaban que cualquier destino era mejor que la muerte.

La película del octogenario director Edgar Reitz posee una realización y puesta en escena realmente admirable, con una planificación exacta de cada encuadre, excelente ambientación de la época en sus costumbres, bailes música, folclore, y un uso estupendo de la voz en off del propio Jakob Adam Simon, principal protagonista de esta larga pero excelente historia.

Costó cuatro años de trabajo y fue presentada en la Mostra de Cine de Venecia 2013.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

221'

Año de producción

Trailer

Heimat. La otra tierra - by , Oct 06, 2015
3 / 5 stars
Los sueños perdidos