Película: Isi/Disi. Amor a lo bestia Pudiera parecer que hay un cambio sustancial entre "Shacky Carmine", el debú en la dirección de Chema de la Peña, y esta su segunda película, "Isi/Disi. Amor a lo bestia". Pero en síntesis sigue buscando el mismo fin: subvertir la escala de valores de la sociedad moderna. En el primero de estos filmes lo quiso hacer mediante la historia de un "outsider" total: antisistema, anticultura y todos los "antis" y "contras" que se puedan añadir, en un tono de drama urbano marginal, contracorriente y "underground". Ahora cambia el género, que pasa a ser una comedia "de fluidos corporales" (no hay que aclarar mucho más...), a la manera que gusta hogaño al cine español perpetrar la en otro tiempo dignísima comedia. Ya se sabe que ahora una comedia española que se precie ha de incluir obligatoriamente varios pedos (a ser posible "con sustancia"...), un variado surtido de eructos, mucha roña y, por supuesto, el rey de todos estos elementos, que no es otro que una buena ración de semen; sin todo ello, generosamente dispensado, parece que no se alcanza la diversión en la comedia hodierna en España. Esperemos que sea un sarampión, porque a este paso el transgresor Berlanga (que ya al final de su carrera se apuntó también a esa comedia de fluidos, aunque bastante más moderadamente que estos epígonos aventajados), va a resultar un puritano caballero británico, flemático y gazmoño.
El humor de "Isi/Disi. Amor a lo bestia" surge en todo momento de secuencias en las que esos fluidos corporales tienen una participación fundamental: desde los humanos surtidores de semen, repetidos "ad nauseam" (y nunca mejor dicho...), al concierto pedorro del actor en plena ejecución de "La vida es sueño", pasando por la coyunda perruna, y así todo por el estilo. El que busque humor blanco, o simplemente humor, sin apellidos, que lo haga en otro sitio, no en esta apología de la tribu urbana de los "heavies", admiradores del dios AC/DC (de ahí el onomatopéyico título español, con dos "fumados" que han asumido los nombres del acrónimo del grupo inglés), que ataca con cuanto puede a la gente "normal", que bajo su prisma no lo es tanto: la pija que se derrite por Sabina (que ya es imaginación y ganas de derretirse...), la novia del padre de la pija, que resulta ser una ninfómana insaciable, o la amiga de ésta, que se revela una lesbiana que sólo busca meterse en sus bragas con artes no demasiado limpias.
No hay imaginación sino exceso; no hay ideas visuales sino mero seguidismo del guión; no hay humor sino choteo, juego de iniciados en banales chanzas de adolescentes salidos. Queda su corrosividad, aunque proponga a cambio un nihilismo sin horizonte: si la sociedad fuera la que propone De la Peña, con este grupo de subnormales, estaríamos todavía en la Edad de Piedra. Y eso con suerte...

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

Isi/Disi. Amor a lo bestia - by , Aug 01, 2004
1 / 5 stars
Cine de fluidos "ad nauseam"