Película: La gran familia española El madrileño Daniel Sánchez Arévalo, después de dirigir varios cortos, debutó en el largo con Azuloscurocasinegro (2006), con el que ganó el Goya al mejor director novel y numerosos premios en festivales, al que siguieron Gordos (2009), Primos (2011) y ahora La gran familia española (2013), su cuarto título, en el que toca otra vez el tema familiar, aquí en una comedia que sucede en el día de la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica que ganó España. Curiosamente su primer corto se tituló ¡Gol!, por lo que el mundo del fútbol no le es ajeno, de donde toma la idea además de otro de sus cortos, Traumatología.

Efraín, el menor de cinco hermanos con nombres bíblicos (Adán, Benjamín, Caleb, Daniel y Efraín, como los de 7 novias para 7 hermanos), se casa a los 18 años, como es tradición en la familia, con Carla, que está embarazada. Durante la ceremonia al padre le da una angina de pecho y la boda se suspende, no obstante se celebra la fiesta y a lo largo del desarrollo del partido vamos conociendo algunos secretos de los hermanos y del padre con relación a sus hijos.

Sánchez Arévalo hace un guion rico en situaciones y en historias que se van cruzando en un argumento que va de la comedia de situación al drama familiar, con algunos hechos desvelados hasta terminar en la sorpresa final.

Las escenas dramáticas se van mezclando con otras divertidas, muchas de las cuales están a cargo de Benjamín, el hermano que es retrasado mental, que interpreta con bastante ingenio Roberto Álamo, aunque no desmerecen los restantes actores, varios de ellos habituales de sus anteriores películas, como Antonio de la Torre y Quim Gutiérrez, con la brillante aportación esta vez de Verónica Echegui en uno de sus mejores papeles hasta hoy.

En esta comedia agridulce se vislumbra el contraste entre la España vencedora e ilusionista de la juventud capaz de todo y la fatalista de los mayores que ya están de vuelta, que también se refleja en los aficionados al fútbol. Hay apuntes sociales sobre la crisis, el paro, las familias rotas, la tendencia de la juventud a no contraer matrimonio y vivir en pareja.

Los diálogos captan bien la forma de expresarse de los jóvenes en contraste con las conversaciones serias y trascendentes de los mayores en las relaciones amorosas.

Arévalo mantiene el ritmo aunque a veces, debido a las mezclas de géneros, tiene altibajos, y en otros es algo confuso su desarrollo, porque no nos describe desde el inicio a cada uno de los hermanos y las relaciones familiares que tenemos que ir descubriendo.

Aunque pueda parecer que es una comedia sobre el fútbol, no es así, ya que el partido está introducido con acierto y como una manera de medir el tiempo en que van transcurriendo los hechos tras la suspensión de la boda.

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

Trailer

La gran familia española - by , Sep 24, 2013
2 / 5 stars
Boda y fútbol