Película: La guerra de los botones (2011)

El escritor galo Louis Pergaud publicó La guerra de los botones en 1912 (murió tres años después), que se convirtió en la mejor y más famosa de sus novelas, basándose en sus experiencias infantiles. Volvió a ponerse de actualidad cuando Yves Robert la llevó por primera vez a la pantalla en 1962.


Esta vez Christophe Barratier, director que debutó con gran éxito con Los chicos del coro (2004), que fue nominada a dos Oscar y ganó varios premios, vuelve a tratar la infancia de nuevo tras haber hecho en medio París, París (2008), con esta segunda versión que, al no tener los derechos, ha modificado grandemente, quedando sólo el espíritu de libertad del libro de Pergaud que desde que lo leyó quiso poder llevarlo al cine, viendo ahora cumplido su deseo.


En este caso, al hacer el guion con Stéphane Keller, Thomas Langmann y Philippe Lopes-Curval, ha trasladado la acción a 1944 al término de la Segunda Guerra Mundial, casi al momento de la liberación de Francia, en lugar de situarlo en la Primera, como estaba en el texto original.


Entabla aquí una guerra por partida doble, la de los niños de dos pueblos rivales, Longeverne y Velrans, que se pelean entre ellos y cuyo botín son los botones que les arrebatan a sus enemigos, y la de los mayores, con la ocupación germana, la captura de los judíos y la lucha de la Resistencia.


Introduce además un doble romance entre el maestro del pueblo y la mercera, que tiene acogida a una sobrina, y entre ésta y el líder de los chicos del pueblo, que constituye el otro. Hay en esta segunda pareja un viaje iniciático a la edad adulta. Y con respecto a la primera le da ocasión a contar con dos actores famosos, Laetitia Casta y Guillaume Canet, en la cabecera de cartel, aunque son los niños los que aguantan el peso de la acción y logran los momentos más divertidos del film, subiendo el nivel cuando ellos están en pantalla. Ha elevado también la edad de los chicos, ya casi adolescentes, otra de las diferencias con la primera que era más infantil, pero igualmente entretenida y divertida.


Permanecen los valores de la novela, como la defensa de la familia, el patriotismo, la dignidad, la solidaridad, el valor de la educación, la lealtad, la traición, la cobardía, la disciplina, el respeto a los mayores a los que critican sin conocimientos de causa, etc.


La cinta gusta tanto a los mayores como a los menores ya que ambos se divierten con la parte del argumento que les toca, lo que ha originado que haya batido récords en la taquilla francesa.


Destaca la brillante banda sonora de Philippe Rombi.
Christophe Barratier demuestra una vez más que sabe dirigir a los niños, acertando de nuevo en la elección de los mismos, entre los que destaca el pequeño Clément Godefroy como el menor de los Gibus, como también ocurría en la primera ya que es el que más gracia hace de todos.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

100'

Año de producción

Trailer

La guerra de los botones (2011) - by , Jun 16, 2017
2 / 5 stars
Los niños en guerra