Película: La hija del caníbal El director Antonio Serrano se hizo popular en su país, México, hace unos años, con su primera película para cine (antes ya había hecho algunas series televisivas), "Sexo, pudor y lágrimas", una curiosa aproximación al universo siempre complejo de las relaciones entre hombres y mujeres. Quizá aquella tarjeta de presentación haya sido fundamental para llevar a la pantalla la adaptación de la novela "La hija del caníbal", de la escritora y periodista madrileña Rosa Montero. No conozco la novela, pero la adaptación que Serrano ha hecho de ella dista mucho de ser un filme interesante. La trama va de escritora de literatura para niños que va a emprender un viaje con su marido, pero éste desaparece. Recibe un mensaje de secuestro, y con dos inesperados compañeros comenzará la búsqueda del esposo, lo que cambiará su vida. Pero toda la narración es artificiosa, sin que en ningún momento sintamos complicidad alguna ni con la protagonista ni con sus colegas de aventura, un viejo anarquista español y un jovenzuelo que se encama con la escritora. Hay policías corruptos (como siempre en el cine mexicano), hay secuencias de acción pencamente desarrolladas, hay escenas de relaciones personales mal contadas y una sensación global de fiasco que no abandona al espectador durante toda la proyección. Es meritorio el esfuerzo que hace la argentina Cecilia Roth para adaptar su acento porteño al azteca de la protagonista del filme (cosa que, por cierto, no hace generalmente cuando rueda en España), y nuestro Carlos Álvarez-Novoa repite de nuevo el papel de vecino que influye decisivamente en la trama, como ya hacía en "Solas". El chico Kuno Becker parece un nuevo epígono de Gael García Bernal, pero carece del magnetismo del nuevo astro mexicano.



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

La hija del caníbal - by , Nov 24, 2003
1 / 5 stars
Falta complicidad