Película: La intérprete El problema de la nueva película de Sydney Pollack es, probablemente, que cuenta una historia increíble: lo es el personaje que compone Nicole Kidman (y no por desacierto de ella, que está, como siempre, excelente), una africana rubísima, amante del líder opositor, huérfana de sus padres por el sátrapa de turno y hermana de uno de los combatientes del dictador, a todos los cuales pierde a manos del felón; inverosímil es el papel de Sean Penn (tampoco por el actor propiamente dicho), un agente del FBI cuya vida conyugal, hasta la recentísima muerte de su mujer en accidente, ha sido un continuo escapar y volver de ésta con el semental de turno, con el agente secreto siempre allí, esperando, procurando no golpearse con los cuernos en el techo...
Con estos dos "freaks" era difícil enhebrar alguna historia mínimamente inteligible. Sin embargo, Sydney Pollack tiene muchos tiros dados y es un cineasta solvente y a menudo incluso de evidente talento, y ha sabido montar este thriller sobre una excusa argumental que no se sostiene: la intérprete del título oye indebidamente una conversación en la que anuncian van a matar a un presidente africano, precisamente el autarca que ha acabado con todos sus seres queridos, y el agente especial habrá de protegerla y desenmascarar a los autores del compló. Hay momentos de cierta tensión argumental, es cierto, y la narración está llevada con soltura por Pollack, que sabe lo que se trae entre manos. Pero la inconsistencia de lo que se narra es el pecado original de la brillantez de lo narrado, y el resultado es un híbrido difícil de digerir, hermoso en la forma pero insustancial en el fondo. Así las cosas, lo mejor es disfrutar de las interpretaciones de los protagonistas, como siempre enormes, y esperar que el próximo filme de Pollack responda más a sus evidentes méritos que este thriller menor.
Postdata: ¿Qué país africano ha sido tomado como referencia para el ficticio "Matobo"? Por una parte parece Guinea Ecuatorial, cuya capital es Malabo, de evidente parecido semántico con el imaginario país, y además tiene sátrapa incorporado con Teodoro Obiang. Pero más parece ser Zimbabue el país tomado como modelo, con su sanguinario autarca Robert Mugabe al frente.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

130'

Año de producción

La intérprete - by , Apr 22, 2005
2 / 5 stars
Entretenida pero inconsistente