Película: La noche y la ciudad El productor Irwin Winkler, hombre de valiosa trayectoria en su profesión, paladeó en 1992, un poco de carambola, las mieles de la dirección cinematográfica en "Caza de brujas", mortecina denuncia del hostigamiento de Hollywood en los años cuarenta y cincuenta por el Comité de Actividades Antiamericanas. Lo que podría haber sido un mero accidente en su carrera parece estar convirtiéndose en inmanente, en algo consustancial a su esencia. O al menos eso debe creer él...
La visión de esta aburrida "La noche y la ciudad" nos reafirma en el refrán español: zapatero, a tus zapatos. Winkler es un arriesgado productor independiente al que se deben buenas películas que él ha sido capaz de poner e pie desde su faceta de hombre que busca la financiación, contrata profesionales y se pelea con el director, si echamos mano del tópico. Pero como realizador, Winkler simplemente carece de talento. "La noche y la ciudad" es una tediosa nueva versión del clásico de Jules Dassin "Noche en la ciudad", mucho mejor que esta nadería; aquélla era un vivo ejemplo del mejor cine negro de los años cincuenta; esta modernez, sin embargo, carece de ritmo, de fuerza, por mucho que el neófito Winkler confunda la agilidad con mover mucho la cámara y atronarnos de vez en cuando con estridencias que aparentan ser música.
Y es una lástima, porque la historia de este picapleitos buscavidas que da en convertirse en promotor de boxeo pisando todos los callos posibles a un cacique del pugilismo, a la vez que sablea por doquier, incluso a su propia amada, para tener al final un rapto de inesperado heroísmo, podría haber llegado a tener interés si en vez de caer en las torpes manos de Winkler, hubiera recaído en, un poner, las de Martín Scorsese, que nos habría dado seguramente un impresionante "thriller" de amor, guantes, güisqui y violencia, y no esta estampita sin estilo.
Robert de Niro hace su numerito habitual, además sin un director que sepa sujetar su habitual histrionismo: el en otro tiempo gran actor se está convirtiendo a marchas forzadas en una caricatura de sí mismo. Jessica Lange aguanta el tipo, y sólo un secundario espléndido como Jack Warden brilla en su papel de patética vieja gloria del boxeo que se cree aún con facultades para noquear a un adversario

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

La noche y la ciudad - by , Feb 21, 2001
1 / 5 stars
Zapatero, a tus zapatos