Película: La primera purga: La noche de las bestias

The purge: La noche de las bestias (2013) inició la que parece rentable franquicia sobre una distopía que, a la vista de como está el patio, tampoco parece tan disparatada: en aquella película se narraban los hechos acontecidos en 2022, una vez que, llegados un nuevo partido a la Casa Blanca, los Nuevos Padres Fundadores de América (la NFFA, por sus siglas en inglés), se habría instaurado anualmente una noche a la que se denomina popularmente La Purga, doce horas en las que todo está permitido, sin que el Estado actúe en ningún sentido, una forma de permitir estallidos de violencia canalizados que funcionen como desahogo para un país lleno de parados, con grandes injusticias sociales y un retroceso brutal en los derechos civiles. Como aquella película dirigida por el hasta entonces solo guionista James DeMonaco funcionó muy bien en taquilla, conoció dos secuelas, Anarchy: La noche de las bestias (2014) y Election: La noche de las bestias (2016), ambas también con DeMonaco a los mandos, que abundaban en las historias que se desarrollaban durante esas noches de terror que, anualmente, concedía el gobierno.

Debe decirse que aquella primera entrega tenía su interés y que, aunque era evidentemente una película de claro corte comercial, tenía su enjundia, sobre todo por denunciar la deriva populista que, a la vista de temas como Trump, el Brexit, Putin, Salvini y el plumazo con el que se han cargado la división de poderes en Polonia, tampoco es tan disparatado.

Las continuaciones no aportaron gran cosa al tema, y ahora con esta precuela que es, en puridad, La primera purga, se nos pretende contar cómo se llegó a aquel despropósito de que el Estado abdicara de sus deberes para propiciar inicuas reyertas entre sus ciudadanos. Pero lo cierto es que, aunque DeMonaco se ha mantenido como guionista y productor ejecutivo, la cesión de los bártulos de la puesta en escena a Gerard McMurray se revela como un gran error, porque el neófito director (este es su segundo largo) se muestra pronto como un profesional mediocre, carente de ideas y con un evidente seguidismo de otras historias de corte similar, fundamentalmente del cine de acción, bebiendo sin recato (y mal) de franquicias como Jungla de cristal o Blade.

Tampoco DeMonaco, como guionista, ha estado especialmente brillante en la historia que se nos cuenta: en un futuro indeterminado (pero anterior al 2022 donde se supone se ambienta el primer capítulo de la saga) la NFFA llega al poder tras la impotencia de los partidos tradicionales USA, Demócrata y Republicano, para detener la espiral de violencia y falta de control que se viene sucediendo en el país. Siguiendo las teorías de una socióloga, se implanta, a modo de prueba, esa Purga o noche donde todo está permitido en el distrito de Staten Island, en Nueva York: allí los pudientes se marchan hasta el día siguiente, y los que no lo son, mayormente la comunidad negra, aprietan los dientes esperando que todo pase cuanto antes. También habrá quien quiera pescar en río revuelto; en ese contexto, la historia se centra en dos jóvenes: él se ha hecho un nombre como capo local de la droga; ella, que fue su novia, le abandonó cuando vio el mal camino que llevaba su pareja. Ahora ambos tendrán que cooperar para salvar sus vidas, además de la del hermano de ella, el típico adolescente carajote (perdón por la redundancia...).

Guion extremadamente elemental, realización torpe y sin ideas, fotografía de plana apariencia televisiva, interpretación pésima, con unos actores y actrices que parecen haber suspendido en 1º de Interpretación, lo único que tiene algún valor en La primera purga es precisamente su intención, no sé si deliberada o no, de alertarnos sobre los abyectos populismos que pretenden hacer fácil lo que generalmente es muy, muy difícil. Y los atajos, ya se sabe que, como las escopetas, los carga el diablo...


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

98'

Año de producción

Trailer

La primera purga: La noche de las bestias - by , Jul 12, 2018
1 / 5 stars
12 horas de impunidad