Película: La Sabina

Tras los éxitos sucesivos de Hay que matar a B. (sólo de crítica) y, sobre todo, de Furtivos (crítica y público), José Luis Borau, como es habitual en él, se tomó su tiempo para volver a hacer cine. Cuatro años después del último filme citado retorna a la dirección, en 1979, para hacer esta La Sabina, un acercamiento respetuoso y noble a algunas de las características ancestrales del pueblo andaluz.


En un pueblo de la serranía rondeña, ficticiamente llamado Jarros (en realidad, Ronda y otros parajes de los alrededores), un inglés llega para descubrir la huella de un compatriota perdido en aquellas estribaciones en el siglo XIX. Allí el anglosajón se verá atrapado, a su vez, por la inexplicable fuerza de una mujer, trasunto de una tierra más allá de la incógnita.


Ángela Molina será el trasunto de la Madre Tierra, una metafórica Hera andaluza, en un film de evidentes simbologías femeninas, en el que los actores ingleses Jon Finch y Simon Ward parecían más bien despistados, en un tema que parecía beber, también, en el mito de la fascinación de los extranjeros (Merimée, Brennan) por Andalucía.


 


 


La Sabina - by , Jan 18, 2018
3 / 5 stars
Tierra incógnita