Película: Los 5000 dedos del Dr. T He aquí una de las más personales versiones del mundo infantil, hecha por una mente delirante, la de Roy Rowland, quien sin embargo no volvió a realizar, en su extensa filmografía, ninguna obra de mérito, dedicado a productos meramente comerciales, al servicio de las estrellitas de turno. También es cierto que buena parte del mérito se debe al Dr. Seuss, el famoso escritor de cuentos para niños de tono levemente "gore", entre los que destaca "El grinch", aunque ciertamente la versión que se hizo de este "best seller" para el cine, protagonizada por Jim Carrey, no se puede decir que fuera gloriosa.
Un niño sufre lo indecible en las clases de piano que sus padres le obligan a tomar. A partir de este tormento psicológico, el crío se sumerge en una suerte de trance onírico en el que devendrá un ser asustado y sometido a sevicias varias (dentro de un orden, se entiende: es un producto dirigido a niños y jóvenes) por un dictador que tiene, por supuesto, el rostro del profesor de piano. Con una estética paleopsicodélica, "Los 5.000 dedos del Dr. T" pasa por ser un consecuente de éxitos surrealistas como "El mago de Oz", pero también un antecedente de toda la movida pop de los años sesenta: vamos, ni más ni menos que el eslabón perdido entre los austeros jóvenes engominados de los años cuarenta y la generación posterior, de los "sixties", que se puso el mundo por montera.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

89'

Año de producción

Los 5000 dedos del Dr. T - by , Aug 30, 2003
3 / 5 stars
Eslabón perdido