Película: Los chicos están bien La teoría que mantiene Lisa Cholodenko en esta película sería impensable verla expuesta en una pantalla hace unos años, puesto que lo que defiende es que la familia homosexual, lésbica en este caso, es tan normal como la heterosexual. Lisa sabe lo que defiende, ya que se confiesa lesbiana y es madre por inseminación artificial, como ocurre en este film, por lo que posiblemente haya usado sus propias experiencias para escribir el guión de esta historia que, por otro lado, tuvo que aligerar un poco ya que no encontraba productores que la quisieran llevar al cine a pesar de tener, a priori, la conformidad de las dos importantes figuras femeninas de la cabecera del cartel.

Logró, no obstante, ser admitida finalmente por Hollywood, como lo demuestra que le concedieran cuatro nominaciones al Oscar, entre ellas por la estupenda actuación de Annette Bening, trabajo por el que había ganado el Globo de Oro, el correcto guión, la buena labor de Mark Ruffalo y la película, aunque no consiguió llevarse ninguno de ellos.

Nic y Jules forman un matrimonio y han tenido cada una un hijo por inseminación artificial del mismo donante anónimo, Paul. Laser, el hijo de Jules, desea tener un padre y siente curiosidad por conocer quién fue el donante e implica a Joni, la hija de Nic, a buscarlo hasta dar con él. La presencia del padre biológico provoca un conflicto en el matrimonio que puede romperlo.

Cholodenko habitualmente trata en sus cintas las relaciones personales en conflicto y lo hace con sensibilidad, como en este matrimonio lésbico convencional en el que surgen los mismos problemas que en los heterosexuales: los celos, la rutina sexual, el carácter dominante de una de ellas, como es el caso de Nic, que lleva la voz cantante frente a la inestable Jules, que se ve atraída por Paul. Las madres sufren con la crisis de la adolescencia de los hijos, en las relaciones con ellos, en la marcha a la universidad, con las compañías que estos frecuentan, o cuando muestran el deseo de marcharse de casa.

La presencia del padre interfiere en la buena convivencia entre la pareja y los hijos, aunque en este caso el guion de Lisa Cholodenko y Stuart Blumberg lo utiliza como elemento humorístico al darle el papel del malo y acabar sin ser redimido en un final acomodaticio.

La película, cuarta en la filmografía de Lisa, pretende que esta clase de familia homoparental se vea como normal y hace defensa de ella en esta comedia ligera y amable, con diálogos divertidos en los que denuncia la hipocresía de la sociedad norteamericana, cuestiona la familia cristiana e intenta romper el esquema tradicional, presumiendo así de progresista, al tratar un tema que durante mucho tiempo fue tabú.

Este film ganó el Globo de Oro a la mejor comedia.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

106'

Año de producción

Trailer

Los chicos están bien - by , Mar 16, 2011
2 / 5 stars
En busca del padre