Película: Maverick Hay en esta moda del cine USA de llevar a la gran pantalla los éxitos de la TV de los años sesenta un punto de desprecio hacia el mercado no estrictamente yanqui-canadiense: se da por sentado que en Europa, Japón o la Cochimbamba gustarán las versiones adineradas de los contritos telefilmes de los "sixties", aunque los originales de aquellas series no se llegaran a ver en nuestros viejos televisores en blanco y negro.
Ése es el caso de "Maverick", la acaudalada adaptación para el cine de un serial televisivo (inédito en España) que en su día protagonizó James Garner, y que se distinguía del resto de los westerns coetáneos (los míticos "Cheyenne", "Bonanza", "El virginiano") por estar trufado de un peculiar humor. Ahora, al olor del dólar fresco de las versiones "ninety" de aquellos venerables ancianos ("El fugitivo", "Los Picapiedra"), Richard Donner ha perpetrado una comedia en clave de western, o viceversa, que resulta demasiado prefabricada para ser creíble. En efecto, las trapisondas del cómico tahúr, la chica de vida airada y el provecto sheriff empiezan a ser chocantes en cuanto el espectador se percata de que el realizador y su guionista pretenden "quedarse" reiteradamente con el público con constantes, fáciles y gratuitos giros en la trama, para que nada de lo que parece cierto lo sea. Así las cosas, lo que queda es un entretenimiento que a ratos se hace pesado de tantas vueltas como se le dan a las mismas situaciones, y en la que algunas secuencias (verbigracia la de los indios haciendo, literalmente, el indio) resultan incluso lastimosas.
Divertida a ráfagas, si uno se deja llevar por el humor pedestre que lo ensopa todo, hasta terminar en un puro delirio cuasi surrealista, con última sorpresita incluida, como si fuera un filme de terror al uso, "Maverick" no pasará a ninguna Historia del Cine, y desde luego no será con películas de este jaez como se revitalizará un género más muerto que Tom Mix.
Mel Gibson parece estar haciendo otro episodio de "Alma letal", sobre la que Donner se permite un chiste fácil haciendo aparecer en un "cameo" a Danny Glover, su compañero en aquel serial; Jodie Foster intenta parecer graciosa, y hay que reconocerle el esfuerzo, ya que no el logro. Garner, el pobre, bastante hace con arrastrar su gastada carrocería por los polvorientos paisajes del Viejo Oeste.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Maverick - by , May 09, 2001
1 / 5 stars
El tahúr del Mississippí