Pelicula:

Esta película forma parte de la Sección Oficial del 19 Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF).

Signe Baumane (Auce, Letonia, 1964) es una directora de cine, guionista, montadora, artista plástica, ilustradora de libros y escritora, entre otras actividades, que se graduó en Filosofía en la Universidad de Moscú, para posteriormente residenciarse en Nueva York. Su carrera cinematográfica como directora arranca a principios de los años noventa, estando constituida hasta ahora por 16 cortos y 2 largometrajes, el primero de estos Rocks in my pockets (2014) y esta My love affair with marriage (2022). Ambos largos han sido financiados por, entre otros patrocinadores, una legión de micromecenas a través de plataformas “ad hoc” como Kickstarter. Su obra fílmica ha sido ampliamente reconocida en festivales como los de Annecy, Karlovy Vary, Woodstock y Ottawa.

Este su segundo largo nos habla de la vida de una niña, Zelma, nacida y criada en la Letonia anterior a la caída de la URSS, de la que entonces formaba parte. Conoceremos su vida familiar pero, sobre todo, su vida escolar, a partir del traslado del clan a Riga, donde sus nuevos compañeros (y, sobre todo, compañeras) la tratarán de bicho raro, por su independencia y por salirse de los cánones que se esperaban de una chica. Cuando Zelma conoce a un chico de ojos verdes por el que siente un flechazo instantáneo, intentará amoldarse a lo que cree que le gusta a los muchachos, aunque con un éxito más bien limitado...

La película de Baumane está concebida, en nuestra opinión, sobre tres claves, dos de género y uno temático y social; los dos primeros serían por una parte el musical, género en el que se puede inscribir perfectamente el film, con canciones que salpican con frecuencia la trama y que encajan muy bien dentro de la historia que se nos cuenta, y el segundo el de divulgación científica, ya que también frecuentemente se incluyen pormenorizadas aunque no por ello menos amenas descripciones neurológicas sobre cómo funciona el organismo humano, diferenciando hombre y mujer, con respecto a cómo nos comportamos en razón al otro sexo, cómo funciona el cerebro de varón y fémina, cómo las hormonas correspondientes se ponen al mando en cada situación para que actuemos propiciando la preservación de la especie humana; y el tercero, el temático y social, sería una mirada feminista en tono sarcástico sobre el papel que, en general, toda sociedad humana ha mantenido hasta como quien dice ayer por la mañana con respecto a la mujer y al hombre, destinando a la primera al rol secundario de hija, hermana, esposa y madre, y al segundo al papel protagonista del macho cazador o, ya más evolucionadamente, del macho trabajador.

Con un ritmo torrencial, en el que a veces cuesta no perder el hilo, lo cierto es que el segundo largo de Baumane es una mirada más sarcástica que irónica sobre las relaciones hombre-mujer, sobre lo que esperan cada uno de ellos en una relación de pareja, sobre cómo la mujer, para ajustarse a los cánones que la sociedad espera de ella, ha de reprimirse, limitarse, autocensurarse. Pero todo ello trufado con un humor vitriólico, con una catarata de imágenes que bombardean constantemente la pantalla, en un relato que, ciertamente, nos parece bastante autobiográfico de la directora, quien también se casó dos veces, como la Zelma protagonista, y también con un ruso y un sueco, por ese orden. Artísticamente impecable, con una rara capacidad para la creatividad icónica, con una perfecta imbricación entre palabra e imagen, y un dibujo deliberadamente tosco, la película de la cineasta letona, sin embargo, nos parece que pierde fuelle en el último tramo, en la parte del matrimonio con el escandinavo, más desvaída y menos ácida que el resto, culminando con un final menos atinado que no se corresponde en absoluto con el prodigioso ritmo anterior. Lástima, porque la película prometía ser magnífica y, de esta forma, se queda nada más que en buena (que tampoco está nada mal, desde luego...).

Ojalá Baumane pueda seguir haciendo cine, con o sin micromecenazgo, porque nos parece que tiene un extraordinario olfato para contar historias subyugantes, como ésta que se adivina cripto-autobiográfica, con capacidad para arrancar sonrisas que, a la vez, son sutiles cargas de profundidad.

(09-11-2022)


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

108'

Año de producción

Trailer

My love affair with marriage - by , Nov 09, 2022
3 / 5 stars
Mujer, hombre, hormonas