Película: New Jack City Decepción puede ser el término que mejor cuadre al sentimiento producido por la visión de "New Jack City", intraducible juego de palabras con el profano nombre de Nueva York que supone el primer largometraje de Mario Van Peebles, un hombre cuyo único mérito hasta ahora era el de haber intervenido en algunas películas de Spike Lee. Pasaron los años en los que la dirección de cine parecía vedada a un negro. Antes el único afro que osaba colocarse tras la cámara era Sidney Poitier, y eso porque Poitier era el arquetipo de negro bueno, educado, que vestía como los blancos y además permitía sentirse civilizados a los pálidos matrimonios demócratas de Boston. Algunos "coloured men" posteriores enriquecieron esta gama: Michael Jackson, que también ha hecho cine, pasó a ser el negro que tenía la cara blanca, y Bill Cosby, televisivo y conservador, sería con razón el blanco que tenía la cara negra.
Este sistema de valores perfectamente engrasado, con negros buenos que podrían interpretar perfectamente el papel central de "La cabaña del Tío Tom", se rompe con la irrupción de un talento genuino, Spike Lee, quien, con películas como "Nola Darling", "Haz lo que debas" y "Cuanto más mejor", convulsionó el cine USA y demostró que los negros de aspecto simiesco también saben hacer películas y mucho mejor que los domesticados petimetres Poitier, Cosby o el insoportable Eddie Murphy.
Pero este talento no es necesariamente contagioso, y en el caso de "New Jack City", Mario Van Peebles demuestra dos cosas: una, que no sabe escoger a sus guionistas, que le han servido un puñado de lugares comunes, con una banda de traficantes de "crak", la droga más dura del mercado de estupefacientes USA, un grupo de policías que parecen más malhechores que los delincuentes, un drogadicto rehabilitado que intenta redimirse con la ayuda abnegada de un agente y unos ambientes supuestamente sórdidos que recuerdan mucho más al último videoclip de cualquier grupo "rap" que a un auténtico paisaje de drogadicción.
Lo segundo que demuestra Van Peebles es que tiene algunas buenas ideas visuales, pero que a la hora de montarlas es un desastre; así las cosas, "New Jack City" resulta ser una cinta confusa, con algunos momentos brillantes, que avanza a trompicones, donde el hilo argumental cambia constantemente de registro, sin decidirse por ninguna de las posibilidades apuntadas, o, lo que es peor, haciéndolo por todas a la vez

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

97'

Año de producción

New Jack City - by , Aug 28, 2001
1 / 5 stars
La ineptitud no tiene color