Película: Sobran las palabras Cada año destaca alguna de las películas de cine independiente americanas que suelen tener un hueco entre las nominadas a los Oscars o los Globos de Oro, así como para las asociaciones de críticos e instituciones, otra cosa es que después los ganen o no, pero les ayudan en su promoción.

Una de las que parece que va a acaparar algunos de estos premios es Sobran las palabras (2013), que ya ha obtenido una nominación a los Globos de Oro para su actriz protagonista, Julia Louis-Dreyfus, que está sensacional, e igualmente la hubiera merecido el ya desaparecido James Gandolfini, que ha recibido a título póstumo el premio al mejor actor de los críticos de Boston que también otorgaron el de mejor guion a esta película.

Eva es una fisioterapeuta de profesión; madre divorciada, tiene una hija, Ellen, que está en la universidad. Un día en una fiesta conoce a Albert, un archivero de televisión, con exceso de kilos, un cincuentón cariñoso y divertido, que también está separado y tiene una hija. Ambos congenian y se citan para un nuevo encuentro tras el cual comienzan un romance un tanto insólito entre ambos por la diferencia física. Entre sus clientes como masajista está la poetisa Marianne, con la que Eva entabla amistad, sin saber que es la ex mujer de Albert. Los comentarios críticos que ésta hace de su ex marido le hacen dudar a Eva de su nueva relación, pero se calla.

Una amable e ingeniosa comedia romántica sobre las consecuencias que surgen en ocasiones entre las personas divorciadas cuando éstas entablan nuevas amistades y relaciones. El miedo a la soledad, a fracasar en una segunda historia amorosa, el síndrome del nido vacío, son aspectos que aparecen en esta comedia romántica.

Es el quinto film que dirige la neoyorquina Nicole Holofcener tras haber realizado una docena de producciones y series para la pequeña pantalla, con cuyos trabajos ha adquirido un gran prestigio, como igualmente en el cine cuyas cintas anteriores estaban en la misma línea de la presente.

A la hora de escribir el guion se suele basar en sus propias experiencias y en anécdotas que le cuentan sus amistades para confeccionar las situaciones, por lo que resultan más creíbles los líos en que se meten los personajes al ser extraídos de la realidad. Algo que se agradece es que no esté en la línea de las groseras comedias americanas actuales, sino en la onda más clásica de este género, con buenos diálogos divertidos e irónicos.

Uno de los aciertos de esta película es el de haber encontrado una pareja tan insólita y a la vez con tanta química entre ellos, porque aunque conocíamos la calidad interpretativa de James Gandolfini, sin embargo ignorábamos lo que podía dar de sí Julia Louis-Dreyfus, actriz que habíamos visto alguna vez en papeles secundarios que nos habían pasado desapercibidos a pesar de haber actuado dos veces a las órdenes de Woody Allen en Hannah y sus hermanas (1986) y en Desmontando a Harry (1997), y que nos encanta desde el primer momento que asoma por la pantalla por la energía que derrocha al interpretar a su personaje aquí de protagonista. Tiene miedo cuando su hija se marcha fuera a estudiar en la universidad de sentir la soledad.

En el reparto figura también Catherine Keener, la actriz fetiche de la directora que ha estado en sus cuatro títulos anteriores, dando vida a la poetisa ex mujer de Albert, y Toni Collette en el papel de otra clienta, que dan altura a un buen reparto.

Por su parte Holofcener pone elegancia a la hora de dirigir esta comedia en la que a pesar de que tenga escenas de cama están tratadas con tal dulzura y cuidado que en ningún momento ofende la sensibilidad del espectador.

En Love Story su slogan era "Amar es no tener que decir nunca lo siento". Aquí cuando hay desencuentro, pero en el fondo dos personas se aman, sobran las palabras para no tener que pedir disculpas.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

93'

Año de producción

Trailer

Sobran las palabras - by , Dec 28, 2013
2 / 5 stars
Una relación insólita