Película: Spy game En el cine, como en la literatura, el género de espías está de capa caída: su temática y su estética estaban tan influidas por la Guerra Fría que parece como si los creadores que se dedicaban al género se hubieran quedado sin asuntos que tratar tras la caída del Muro. Ya sabemos que no es así, entre otras cosas porque espías hay desde, como mínimo, Viriato, pero es que cuarenta y tantos años de un modelo exclusivo (democracias capitalistas occidentales contra autarquías comunistas orientales) ha dejado acuñado un arquetipo aparentemente inamovible. Pero no parece que sea con filmes como "Spy game" como el cine de espías recupere sus buenos tiempos, aquéllos en los que John Le Carré y títulos como "El espía que surgió del frío", en cine, o "Calderero, sastre, soldado, espía" o "Un espía perfecto", en televisión, marcaron una época difícilmente superable.
Tony Scott, perito en películas de acción y aturdimiento, hace aquí un gran alarde de medios, con planos rodados con grandes grúas y helicópteros, todo ello para narrar 24 horas decisivas en la vida de un agente de la CIA que actúa por libre (Pitt, que termina hecho un cristo), al que habrá de salvar, desde el propio cuartel general de Langley de la Compañía, otro agente, aquél que le captó para la causa de la inteligencia USA, y que ese preciso día se jubila (¡Redford, pensionista!). Así las cosas, Scott monta la película con varios "flashbacks" que explican la tortuosa relación entre ambos agentes y las razones que llevaron al más joven a infiltrarse en una cárcel china. El desenlace, con incidente bélico que deja pequeño al real ocurrido hace un año entre China y USA, sigue en esa misma línea inverosímil que tiene toda la historia, por más que se ambiente en lugares que los medios de comunicación han hecho cotidianos, desde el Vietnam de los setenta al Beirut de los ochenta. La narración avanza a trompicones, demasiado ocupado Scott en subrayar lo pérfidos que son los mandos de la CIA y lo listo que es Redford, más allá del bien y del mal en el día de su jubileo. El resultado dista mucho de ser satisfactorio. ¡Le Carré, vuelve!

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

125'

Año de producción

Spy game - by , Jan 02, 2002
1 / 5 stars
De capa caída