Pelicula: Dentro del género policiaco era muy frecuente el atraco perfecto, o al menos así lo intentaban que fuera los delincuentes, aunque siempre acababan perdiendo por aquello de que el criminal nunca gana, pero lo cierto es que se trataba de guiones bastante inteligentes que divertían mucho al espectador.

De ese apartado se puede apuntar también el film cómico cuando el atraco se tocaba en plan comedia, de lo que el cine español tiene algún título famoso, caso de Atraco a las tres (1962), de José María Forqué, como igualmente la cinematografía italiana con Rufufú (1958), de Mario Monicelli, que nos pueden servir de válidos ejemplos.

No diremos que esta sea la primera vez que el cine americano toca el tema en tono burlón con Un golpe de altura (2011), pero sí que en esta ocasión le ha salido un aceptable producto, divertido, en el que como nota diferenciadora el atraco se hace motivado por la actual crisis económica.

Esta vez es un alto ejecutivo financiero, que vive en la Tower Heist, que da título original a la película, el que ha hecho un desfalco y se ha quedado con los ahorros de los pobres empleados del citado inmueble. Esto hace que se pongan todos de acuerdo para robarle al financiero lo que realmente es suyo y en derecho les pertenece, que es lo que constituye el citado atraco de altura, ya que hay que decir que el ejecutivo vive en el lujoso ático que está situado en lo más alto del elevado edificio.

En este aspecto el film tiene también un tono social dado que el dinero pertenece a los obreros y el ladrón lo utiliza para su derroche y darse una vida de lujo, en contraste con la triste existencia que llevan algunos de esos pobres diablos convertidos en delincuentes ocasionales para realizar su venganza. En las cintas actuales de este género, los malos no llevan pistola, sino que visten de Armani y manipulan cuentas bancarias para robar el dinero.

La película está producida por Eddie Murphy (actor que es noticia por renunciar a presentar los Oscar tras meter la pata), aunque no es él el protagonista sino uno más del amplio e interesante reparto que capitanea Ben Stiller, que se muestra más comedido de lo que es costumbre en él, convertido en una especie de Robin Hood moderno, que destaca junto a la veteranía de Alan Alda, aunque todos se comportan de forma bastante correcta en sus respectivos trabajos, a pesar de la funcional dirección de Brett Ratner, realizador acostumbrado a films de acción de tono cómico, como las tres entregas de Hora punta, que nunca han brillado por la calidad artística de los mismos.

Aquí sale airoso debido a un ingenioso guion de Jeff Nathanson y Ted Griffin para una comedia simpática que solemos calificar de cinta chicle, que se mastica y se olvida, pero mientras tanto entretiene y divierte.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

104'

Año de producción

Un golpe de altura - by , Dec 10, 2011
2 / 5 stars
Comedia de atraco perfecto