Película: Un vampiro suelto en Brooklyn Tras sus últimos fracasos comerciales, tanto con Superdetective en Hollywood 3 como con Su distinguida señoría, Eddie Murphy precisaba un cambio no muy lejano al que necesitan los equipos de fútbol cuando van mal, y ha optado por lo mismo: contratar a un entrenador nuevo, y además darse un cambio de "look", aunque, eso sí, sin perder ni por un momento su imagen de supermán en vaqueros.

Wes Craven, un cineasta especializado en el género de terror (recuérdese Pesadilla en Elm Street), ha sido el elegido para esta versión en afroamericano del mito del vampiro, pero ha ocurrido una cosa curiosa: el perito en terror falla estrepitosamente en su terreno (nuestra espina dorsal no es recorrida ni por un mal escalofrío que se precie en sus escenas de miedo), y sin embargo se lo monta razonablemente bien en las cómicas, como en la divertida secuencia del falso predicador convenciendo a sus feligreses de que el Mal es el Bien, o en el personaje del "engendro", un pillastre redomado realmente cautivador en su picardía.

Pero el conjunto no termina de funcionar: entre Murphy empeñado en lucir en cada escena más fascinante y poderoso, el director que no sabe a veces si tiene que hacer reír o llorar y una historia tan peregrina que sitúa el origen de los vampiros nada menos que en el triángulo de las Bermudas, la película discurre con algunos dientes de sierra (habrá que decir colmillos, más apropiadamente...) de interés, pero poco más.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

101'

Año de producción

Un vampiro suelto en Brooklyn - by , Jan 25, 2001
1 / 5 stars
Drácula negro