Película: Una segunda madre

El cine brasileño no es de los que aparecen con frecuencia por nuestras salas, pero mientras sean sus películas de una calidad al menos como ésta, bienvenido sea.

Val es una cariñosa niñera interna que se toma su trabajo en serio, que se vio obligada a marcharse a Sao Paulo para trabajar con una acomodada familia, compuesta por el marido D. José Carlo, un rico arquitecto retirado, la esposa, Doña Bárbara, una diseñadora, y el hijo adolescente, Fabinho. Val dejó a su hija Jessica de pocos años a cargo de unos familiares en el norte de Brasil para venir a servir. Cuando 13 años después la inteligente Jessica se va a Sao Paulo para estudiar arquitectura, comenzará a cuestionar a su madre por llevar una vida propia de una esclava y se toma libertades que no aprueba. Su presencia en la casa pone en peligro el equilibrio establecido. Esta nueva situación pondrá en tela de juicio las lealtades de Val y a valorar lo que puede perder.

Es una paradoja social que una madre tenga que dejar a su hija en manos de otras personas para cuidar a un hijo que es suyo, como le ocurre a Val, a la que Fabinho la quiere más que a su propia madre que, a veces, se siente celosa por ello, porque no le dio el cariño debido. Con ello la directora y guionista no critica, únicamente expone una situación que se suele dar en su país y hace un contraste entre los diferentes personajes que intervienen, las relaciones de José Carlo y Bárbara, de ésta con su hijo, de éste con Val y a su vez ella con su hija de un carácter muy diferente.

El film hace una radiografía de una sociedad cambiante con muestras de una incipiente emancipación de las clases no privilegiadas, en una interesante reflexión en torno a las relaciones entre los patronos de Val y Fabinho, el hijo de éstos, a los que ha criado como si fuera suyo.

En esta familia burguesa en la que sirve Val, la llegada de su hija lo trastoca todo. La madre trata de que Jessica respete las normas bajo las que ella ha vivido tanto años, pero ésta tiene otra forma de ver la vida y no se somete a esas reglas, despierta el deseo en José Carlo, la animadversión en Bárbara y en cambio la indiferencia en Fabinho. Así, el orden entre señores y criada sufre una inoportuna alteración de lo que antes era normal, sin embargo no acentúa demasiado los caracteres de los señores, la bondad del marido y la presuntuosa y dominante esposa para con él y los criados.

La cinta refleja una realidad de Brasil que ha hecho que no se estrene allí al señalar lo que significa ser rico y pobre, con un cine realista sobre la relación de unos personajes con los otros en esta diferencia de clases entre los que hay mucho de fariseismo.

A lo largo del relato se introducen temas como la educación, la lucha de clases, los prejuicios, los lazos familiares, la movilidad social, el amor y las diferencias generacionales, aunque se limita a exponerlos sin profundizar.

La veterana Regina Casé sobresale con un buen trabajo en esta película en la que todos los demás actores están muy correctos. La brasileña Anna Muylaert, guionista y directora, que hace con éste su cuarto largometraje, arranca con un plano fijo en una especie de prólogo en el que muestra el amor y el cariño que Val siente por Fabinho y termina con un quiebro inesperado al final.

La base de la narrativa está inspirada en unos hechos conocidos por la directora, que trata en un guion con cierto interés aunque la realización sea un poco plana.



Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

Trailer

Una segunda madre - by , Jul 09, 2015
3 / 5 stars
Una extraña en la familia