Película: An education

La directora danesa Lone Scherfig, autora de los largometrajes Italiano para principiantes (2000) y Wilbur se quiere suicidar (2002), debuta en el cine británico con esta cinta de encargo sobre la novela de la periodista inglesa Lynn Barber, basada en sus propias memorias.


Jennie, de 17 años, es la hija única de una familia burguesa, que destaca en sus estudios y sueña con ingresar en Oxford. Un día conoce a David, un chico mayor que ella, formado en la universidad de la calle, que se convierte en su gran amor. Éste le pone por delante una vida que nunca había soñado, acudiendo a conciertos de música clásica, restaurantes de lujo, subastas de arte, clubs nocturnos y un viaje a París por su cumpleaños, que le hace olvidar sus estudios y su virginidad. Esto ocurre con la aceptación por parte de los padres, que egoístamente lo único que quieren es que vaya a la universidad de Oxford para pescar un buen marido que la mantenga. Aunque aparentemente David cumple esas exigencias, la realidad les hará ver las cosas de una manera muy diferente.


La película posee un interesante guión de Nick Hornby ambientado en Londres, en los años 60, en el que expone el rigor del sistema pedagógico británico que se marca el objetivo de poder adquirir el mayor conocimiento posible para llegar a ser libre. La historia se desarrolla en una época en la que había un respeto en la enseñanza, una rectitud y unos valores que hoy en día se han olvidado.


Lo que comienza como una romántica comedia de amores juveniles gana en profundidad conforme avanza, yendo más allá de las apariencias, buscándole significado a la palabra compromiso, evitando los prejuicios y aceptando el fracaso si éste llega. Se detiene en el papel de la mujer en la sociedad en esos momentos, los tabúes, la moralidad de la sociedad y la hipocresía de los padres accediendo a todo lo que le pide el novio de su hija por el hecho de tener una situación acomodada, aunque sea mucho mayor que ella.


Lone Scherfig demuestra con su dirección que lo conseguido en los dos títulos antes citados no era casual, teniendo aquí una puesta en escena clásica, muy propia del cine británico al que se ha adaptado con gran facilidad.


Uno de sus aciertos es la elección de la pareja protagonista. Peter Sarsgaard da bien el personaje aportando una buena química con la joven Carey Mulligan en su primer papel protagonista, que tiene un encanto en su cara que conquista al espectador. Por su excelente trabajo ha ganado el Bafta como mejor actriz, fue nominada al Globo de Oro y al Oscar, así como también lo han sido el guión adaptado y la película.


En su respaldo la notable actuación del veterano Alfred Molina y una breve pero acertada aparición de Emma Thompson.


Un film con un acabado impecable, muy agradable de ver, con sorpresa en el último tercio, con una buena banda sonora y perfecta ambientación.


 


An education - by , Jul 05, 2017
3 / 5 stars
Amor juvenil de los 60