Película: Cavernícola

En el terreno de la animación solo existe una productora, que sepamos, o al menos es la más conocida, que la realiza con personajes de plastilina, y esa no es otra que la factoría inglesa Aardman Animations de Peter Lord y Nick Park, que tantos premios han conseguido con sus notables producciones.

El nuevo título que nos traen sitúa la historia en los albores del tiempo, en la Edad de Piedra, cuando nuestro planeta es arrasado por el fuego, los hombres prehistóricos de las cavernas cazaban conejos y les tenían miedo a los bisontes y mamuts lanudos que pastaban en sus tierras. En ese momento vive el protagonista de este cuento, un avispado joven llamado Dug, que junto con su pequeña tribu habitan pacíficamente en un rico valle que es codiciado por un poderoso enemigo, Lord Nooth, que gobierna una ciudad de la Edad del Bronce en la que practican un juego sagrado: el fútbol. Un día Dug conoce que sus antepasados ya lo habían descubierto y lo practicaban, por lo que no había por qué tener miedo de desafiar al poderoso gobernante a un partido jugándose la posesión del valle que les había arrebatado si ganan a su potente equipo, el Real Bronzio, a lo que le ayuda Val, una chica muy hábil con el balón.

Está dirigida por Nick Park, ganador de cuatro premios Oscar, por tres cortos y por el largo Wallace y Gromit: La maldición de las verduras (2005), al que hay que añadir Chicken Run: Evasión en la granja (2000) y ahora Cavernícola (2018), en los que emplea una técnica llamada plastimacion, que utiliza personajes de plastilina que adquieren vida gracias al sistema stop-motion, aunque actualmente a veces usa el croma para los fondos o el ordenador en algunos planos.

Ciertamente el guion que han construido en esta ocasión los habituales colaboradores de la casa, Mark Burton y James Higginson, que se inspiran en un ficticio nacimiento del fútbol, crea una historia repleta de tópicos deportivos con toques surrealistas, que no resulta tan ingenioso y con momentos cómicos como en otras anteriores producciones de la factoría, cuyo humor surge de manera puntual debido al slapstick o a lo anacrónico del relato, como en la narración del partido la repetición de las jugadas y otros por el estilo, caso del baño de Lord Nooth.

Es el tercer largometraje del director británico Nick Park, esta vez en solitario, que no le da el ritmo necesario, aunque resulta ciertamente muy entretenido. Tampoco el diseño de los personajes tiene la chispa de otras ocasiones, resultando simpático Dug, pero sin que empatice mucho con los espectadores, y divertida es Val por la habilidad que tiene con el balón, a la que en su pueblo no le dejan jugar por su condición de mujer.

De la película se extrae la moraleja de ser valiente y la conveniencia de trabajar en equipo siendo solidarios, ya que la unión hace la fuerza, algo que sus contrarios no tienen, como dice uno de los personajes, puesto que juntos pueden vencer.


Dirigida por

Interpretada por

Género

Nacionalidad

Duración

89'

Año de producción

Trailer

Cavernícola - by , Feb 21, 2018
2 / 5 stars
Sobre el nacimiento del fútbol