Película: El espantatiburones Qué cierto es que resulta muy difícil ser sublime sin interrupción, como decía el bueno de Oscar Wilde. He aquí una película de animación digital perpetrada por el mismo estudio (Dreamworks, el de Steven Spielberg, Jerry Katzenberg y David Geffen) y casi todo el equipo del díptico "Shrek". Sin embargo, este "El espantatiburones" carece de la gracia y de la desvergüenza iconoclasta de las dos películas citadas, sin por ello ser una película desdeñable, que no lo es. Se ha hecho mucho hincapié en la similitud que tienen los personajes con la Mafia italonorteamericana, pero el humor que se desprende de esa situación se agota pronto. Tampoco el doblaje español ayuda a mejorar el tono del filme: Fernando Tejero (el descubrimiento de la serie televisiva "Aquí no hay quien viva") es tan gracioso en persona como plano como doblador, y los también actores famosos Pepe Sancho y María Adánez tampoco están brillantes. La historia remite a tantos cuentos e historias infantiles, con un pobre diablo, en este caso un pececillo, que por azar se convierte en un supuesto espantatiburones, hasta que la fama que se ha creado y de la que se pavonea le alcanza en forma de combate que ha de librar contra los temibles escualos; no falta la correspondiente moraleja, en este caso, al hilo de los tiempos, de tipo progre y ya archiconocida: no importa cómo seas, sé tu mismo, etcétera. Pero los diálogos no son de gran altura y las situaciones son más bien previsibles. Además, el recuerdo de la magnífica "Buscando a Nemo", ya ambientada en el mismo paisaje marino, no ayuda a mejorar el concepto de este filme. Insisto: no es una mala película; incluso podría considerarse buena, y de ahí las tres estrellas con que la hemos calificado. Pero viniendo de una casa que manufacturó esa gozada del doble "Shrek", sabe a poco; es como un pariente venido a menos...

Género

Nacionalidad

Duración

90'

Año de producción

El espantatiburones - by , Nov 04, 2004
3 / 5 stars
Pierde fuelle