Pelicula: Aunque con retraso, pero estas recuperaciones valen la pena cuando se trata de una buena película, en este caso de la interesante cinematografía argentina, que fue candidata al Goya a la mejor producción hispanoamericana y además viene cargada de trofeos de los varios festivales a los que acudió, así como seis premios de la Academia del cine argentino.

Este es el tercer largometraje que realizan estos dos jóvenes directores, Mario Cohn y Gastón Duprat, procedentes de la televisión, que también se encargan de llevar a cabo la fotografía de sus films, que debutaron con Yo presidente (2006), siguieron con El artista (2008) y El hombre de al lado (2009) y aún tienen un cuarto de curioso título, Querida, voy a comprar cigarrillos y vuelvo (2011).

El hombre de al lado es la primera cinta que les vemos y nos han dejado con ganas de conocer más de su aún breve filmografía, ya que tienen una gran ironía a la hora de tratar el tema de ésta.

Leonardo es un diseñador famoso que vive en una moderna casa, la única construida en La Plata por el arquitecto franco-suizo Le Corbusier. Víctor es su vecino, un vendedor de coches de segunda mano, hombre sencillo, primitivo, pero con las cualidades propias de su oficio que siempre trata de convencer y dejar satisfecho al cliente. Un día comienza a hacer una ventana en su propiedad que da a la de Leonardo a quien solo pide un poquito del sol que a él le sobra en su moderna casa de grandes ventanales, a lo que le responde que no es legal y que además invade su intimidad.

El tira y afloja de estos dos hombres tratando de llegar a un acuerdo es lo que constituye el argumento de esta historia en la que se derrocha ironía, sentido del humor, cinismo de cada uno de los contendientes en esta especie de lucha de clases, de combate dialéctico, en el que se ponen en juego dos maneras diferentes de vivir, dos formas antagónicas de ver las cosas, de mostrar sus egoísmos y sus miserias. El sorprendente guion critica el arte moderno y el snobismo de uno de los protagonistas, frente a la sencillez de su vecino.

Está escrito por Andrés Duprat, hermano de uno de los directores, que tiene un argumento con una breve anécdota a la que le saca mucho partido, y con un final inesperado. A pesar de sus abundantes diálogos no se hace teatral en ningún momento gracias a su agudeza, la causticidad de los mismos y el aire innovador que le da la dirección a la puesta en escena.

Gran actuación la de la pareja de actores, especialmente Daniel Aráoz, en el papel de Víctor, el vecino, que le pone mucha ironía a su personaje.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

102'

Año de producción

Trailer

El hombre de al lado - by , Sep 13, 2011
2 / 5 stars
La ventana del vecino