Película: El jurado De una película como “El jurado” no hay mucho que hablar; es tan previsible como entretenida, tan enfática como tramposa, tan simplista en el fondo como rebuscada en su argumento. Posiblemente John Grisham escribió la novela en 1996 pensando en que se iba a llevar al cine, como casi todas las suyas: “La tapadera”, “El informe Pelícano”, “Cámara sellada”, “El cliente”, “Legítima defensa”, “Conflicto de intereses”… algunas firmadas por nombres tan ilustres como Sydney Pollack, Robert Altman o Francis Ford Coppola, que no le hicieron ascos a la hora de rodar un vulgar “best-seller”.
Por eso, sabiendo de antemano por donde van los tiros, quienes van a ganar, y en qué escenas de van a lucir sus actores, el espectador avezado puede entretenerse con detalles y anécdotas que nos depara el film. Como comprobar la correcta y comercial trayectoria del director Gary Fleder, que descubrimos en la interesante “Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto”, a la que han seguido “El coleccionista de amantes”, “Ni una palabra”, “Infiltrado”… siempre con la intriga como trasfondo.
O saber que en la novela de Grisham los malos son las grandes tabaqueras, y aquí se han cambiado por los fabricantes de armas, que resulta más actual. Y que el actor que encarna al buen padre de la secuencia inicial, que resulta muerto, es Dylan McDermott, aunque su nombre no aparezca. Que es la primera vez que coinciden Gene Hackman y Dustin Hoffman en su larga trayectoria (protagonizando la mejor escena, un tenso duelo verbal en los lavabos) o que Jennifer Beals, triunfadora hace veinte años en “Flashdance”, tiene aquí un insignificante papel de jurado, con una sola frase en toda la película.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

127'

Año de producción

El jurado - by , Feb 01, 2004
2 / 5 stars
Tópicos y anécdotas