Película: Estación Central de Brasil Premiada en cuantos festivales ha participado, esta hermosa Estación central de Brasil narra el viaje de una jubilada, escritora de las cartas de otros para sacarse un sobresueldo, junto a un huérfano de madre, en busca del padre del chico, en el otro confín de ese país inmenso como un continente que es Brasil. A lo largo de ese viaje exterior, pero sobre todo interior, la vieja y el niño evolucionarán desde sus primitivas posturas, egoísta ella, hosco él, hasta aprender a amarse tras superar tantas desventuras juntos.

Película de personajes, de sentimientos, está admirablemente conducida por un Walter Salles nuevo en esta plaza, que demuestra un tacto exquisito para no caer en el mero folletín, siendo sus temas tan vidriosos: la muerte del ser querido, del protector, la generosidad, la búsqueda del paraíso, simbolizado en el padre, al final la búsqueda de sí mismo.

Además de los espléndidos Montenegro y De Oliveira, sobre los que recae todo el peso de la película, el otro personaje excepcional de este filme más que notable es el paisaje, ese paisaje casi surrealista de un Brasil marginal, donde pululan los pícaros, los delincuentes de nuevo cuño, los fanatizados por una mezcla de religión y superstición, los pobres de toda laya. Sobre este paisaje de ruinas se alza una historia hermosa que merece la pena ver para poder seguir creyendo, aún, en el ser humano.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

Estación Central de Brasil - by , Jan 01, 2000
4 / 5 stars
Viaje interior