Película: Juego de lágrimas Esta película tiene la virtud de poseer eso tan escaso en el cine actual de la originalidad, de no someterse a los cánones establecidos por los géneros cinematográficos, sino que se dedica a contar una historia con la que emocionar y enganchar al espectador. Eso se debe fundamentalmente a Neil Jordan, director irlandés que con esta película de escaso presupuesto (no llega a los cinco millones de dólares) nos sorprendió con seis nominaciones al Oscar, consiguiendo, justamente, la estatuilla al Mejor Guión Original, en donde reside su mejor virtud. Un guión que en varias ocasiones da un regate al espectador para mantenerle intrigado y cuyo secreto no se debe divulgar, dado que es clave en la historia.

Narra el secuestro por miembros del IRA de un soldado al que pretenden intercambiar por un rehén. Uno de los terroristas, encargado de vigilarle, traba amistad con él y le promete que si muere buscará a su novia, de la que se enamorará irremisiblemente con un amor imposible o prohibido.

Jordan huye de los mimetismos y consigue su película más fascinante con esta historia, mezcla de thriller y reflexión política, cuyo final se verá abocado a la fatalidad, como reza en la anécdota de la rana y el escorpión que ya relatara Orson Welles en Mr. Arkadin.

Neil Jordan dirige el film con mano diestra, manejando bien a los actores, entre ellos a Stephen Rea, la sorprendente Miranda Richardson o el actor de color Forest Whitaker, con buena música y canciones y estupenda fotografía, que la erigen como una de las mejores películas de la temporada.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

112'

Año de producción

Juego de lágrimas - by , Oct 07, 2012
4 / 5 stars
El escorpión y la rana