Película: La conspiración de Dallas Hay temas y películas que arrastran multitudes, que imponen modas o que resucitan un género cinematográfico. Por lo general pertenecen a directores creadores, con personalidad. A raíz de su éxito vienen los imitadores. Y ya se sabe, de ellos serán nuestros defectos.

La película JFK destapó de nuevo el tema del asesinato del Presidente Kennedy y eso hizo que surgieran algunos más. Este es el caso de La conspiración de Dallas, aunque no se puede decir que esta película tenga defectos porque se derive de aquella, ya que toca el tema de soslayo, puesto que se centra en otra de las figuras de aquel magnicidio, la de Jack Ruby, que fue el asesino del supuesto criminal Lee Harvey Oswald.

El film arranca mucho más atrás. Ruby era el dueño de un cabaret de strip-tease que en algún momento se ve implicado con la Mafia en el posible asesinato de Castro en Cuba. Al no ser posible, por desconocidos motivos, se centraron en Kennedy. Ruby fue el elegido para tapar la boca a Oswald y así quedar la incógnita para siempre.

El film se inventa la figura de una stripper de Texas con aspecto de Marilyn Monroe, protegida de Ruby, amante de un capo mafioso y de Kennedy, todo en una pieza. El argumento está extraído de la obra teatral de Stephen Davis, encargado también del guión, que ha sabido darle un aire cinematográfico, aunque no evita el confusionismo existente en todo este asunto aún por desenredar y creemos que por mucho tiempo. John Mackenzie (Cónsul honorario, El cuarto protocolo, Código azul) hace una aceptable puesta en escena con un buen trabajo de Danny Aiello.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

110'

Año de producción

La conspiración de Dallas - by , Feb 25, 2011
2 / 5 stars
A vueltas con el magnicidio