Película: La cumbre escarlata

Son muchas las películas que se desarrollan en el interior de una mansión que tiene problemas, unas veces antiguas, otras modernas, unas con fantasmas, otras con fenómenos extraños, en las que se desarrolla un drama humano. Se podrían citar muchos títulos que figuran en la historia del cine, desde Rebeca (1940) a otros más recientes como la famosa El resplandor (1980), por no hacer extensa la lista.

La historia es clásica y está ambientada concretamente en el año 1901, en Búfalo, Nueva York, en unos momentos en los que se debatían los derechos de las mujeres, y se centra en una esposa que comienza a sospechar que su marido no es quien dice ser. Ella es Edith Cushing, una joven escritora norteamericana, que huye de un pasado traumático por la muerte de su madre, que se debate entre su amor de la infancia, el Dr. Alan McMichael, pero se enamora de Thomas Sharpe, un apuesto noble inglés, un baronet arruinado, que llega a la ciudad en busca de dinero para financiar sus negocios, a lo que se opone su acaudalado padre. Cuando éste muere, en extrañas circunstancias, Thomas convence a Edith para que lo acompañe a Allerdalle Hall, la gran mansión familiar, una enorme propiedad de estilo gótico, que está casi en ruinas, situada en los montes de Inglaterra, plagada de misterios y peligros, en la que vive con su dominante hermana, Lady Lucille, donde se queda atrapada entre sus muros, pero unas visiones de ultratumba le avisan del peligro mortal que corre. Ambas mujeres tienen puntos de vista muy distintos.

Es una producción de terror gótico con fantasmas y algunas escenas gore, mezclada con una bella historia de amor, que rinde un homenaje a este género fantástico, nada tópica en principio, con una atmósfera y un escenario cerrado que va degenerando en algo sangriento, que nos recuerda títulos anteriores como Rebeca (1940) de Alfred Hitchcock, Jane Eyre (1943) de Robert Stevenson, Cumbres borrascosas (1939) de William Wyler, Luz que agoniza (1944) de George Cukor, y algunos más de época de la Hammer.

Film visualmente intenso, que utiliza un recurso clásico como el fundido en negro en forma de iris, con un argumento algo predecible, bien hecho, aunque abusa en exceso de los fantasmas, en los que centra todo el terror.

Al director mexicano Guillermo del Toro no le interesa el misterio del crimen que se produce a lo largo de la trama, ni la investigación del mismo, ni quién ha sido el asesino, sino el drama de la protagonista.

Es una cinta elegantemente superficial con un guion con giros inesperados, otros poco creíbles, con algunas debilidades, lleno de lugares comunes en su desarrollo. Filmada con un presupuesto limitado pero en el que el director se ha sentido a plena satisfacción, pudiendo hacer sin cortapisas, bien rodada pero no apasiona. Saca mucho partido de los decorados que contribuyen muy bien a crear el clima, sobre todo esa casa construida en los estudios Pinewood que es fundamental en la trama.

En el apartado interpretativo Mia Wasikowska y Jessica Chastain son las que se llevan la palma y sobre las que recae el mayor protagonismo.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

119'

Año de producción

Trailer

La cumbre escarlata - by , Nov 01, 2015
2 / 5 stars
Una historia de amor con fantasmas