Película: La hora de la araña

La película de David Fincher Seven creó escuela. Aunque no soy de los que adoran este filme, que me parece más bien tramposo, no dejo de reconocer aciertos parciales, como la definición del arquetipo del asesino en serie de gran inteligencia y refinada maldad, cuyo objetivo no es tanto matar como enfrentarse con otra mente privilegiada, en este caso del lado de los polis, para medir sus ingenios.


La hora de la araña es una nueva entrega sobre el maduro "madero" (perdón por el trabalenguas: no he podido resistirme) Alex Cross, que ya apareció en cine hace un par de años en El coleccionista de huesos. Ahora el inspector se encuentra psicológicamente afectado por la muerte de una compañera de la Policía, en un síndrome que recuerda al de James Stewart al comienzo de Vértigo. El secuestro de una niña, que parece inspirarse en el rapto, a su vez, del hijo del aviador Lindbergh (ya saben, el que cruzó por primera vez el Atlántico en avión sin escalas), no será sino un MacGuffin (Hitchcock, siempre Hitchcock) para que el retorcido pero lúcido criminal se enfrente intelectualmente con el legendario policía.


La historia está bien llevada, con algunas escenas de acción que no aturden al espectador, sino que sirven para remarcar la historia y enmarcarla en la atmósfera de thriller ominoso que es esta La hora de la araña. Lee Tamahori, cineasta neozelandés perito en historias de violencia física, resulta en este caso extrañamente comedido en la puesta en escena. Sin embargo, el final no está a la altura del resto, buscando el más difícil todavía, ahora no ya en la estela de Seven sino en la inaugurada por El sexto sentido, la última sorpresa que hace recomponer toda la historia anterior. ¡Cuánto daño ha hecho el hindú M. Night Shyamalan con su sobrevalorada película!


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

105'

Año de producción

La hora de la araña - by , Jun 23, 2017
2 / 5 stars
En la estela de "Seven"