Película: La maté porque era mía La maté porque era mía" ("Tango" en el original francés) es la decimoprimera película de Patrice Leconte, pero a nuestros efectos es como si fuera la tercera, porque las ocho anteriores (aunque alguna de ellas se estrenara en España, como "Golpe de especialistas"), o no se conocen, o mejor que no se conocieran: constituyen su camino de perfección, su aprendizaje antes de entrar en materias más densas. Las tres últimas, "Monsieur Hire", "El marido de la peluquera" y "La maté porque era mía", constituyen una insólita trilogía del amor.
Si "Monsieur Hire" planteaba la imposibilidad del amor físico para un hombre gris de nuestros días y "El marido de la peluquera" la imposibilidad de prolongar indefinidamente el éxtasis amoroso, "La maté porque era mía" presenta en principio la imposibilidad total de la relación entre hombres y mujeres. Un enamorado de su esposa, pero que le levanta las faldas a cualquier cosa con bragas, decide acabar con su cónyuge para así quedar libre, a instancias del pedorro de su tío (Philippe Noiret, en un fastuoso recital), un misógino de cuidado, y con la ayuda a su pesar de un asesino confeso, aunque no convicto. En el viaje, casi iniciático, en busca de la mujer a la que pasaportar al otro mundo con mucho amor, encontrará que, como dice el clásico, "ni contigo ni sin ti/ tienen mis males remedio...". No es "La maté porque era mía" una continuación a la misma altura de los dos anteriores filmes de Leconte, pero tiene calidad suficiente y ofrece material bastante para seguir discutiendo hasta el Día del Juicio Final sobre hombres, mujeres y lo que entre ellos hay

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

92'

Año de producción

La maté porque era mía - by , Jun 05, 2001
2 / 5 stars
Ni contigo ni sin ti...