Película: Marta y alrededores El género de las comedias dramáticas (o sencillamente dramas) a vueltas con un grupo de amigos o conocidos que se reúnen para algún evento y terminan como el rosario de la aurora tiene una larga tradición en cine. Marta y alrededores es una de sus últimas muestras, y, como suele suceder en estos casos, su interés depende en gran medida del guión y, sobre todo, de los diálogos. En el caso de este primer largometraje de Nacho Pérez de la Paz y Jesús Ruiz, el libreto no está mal, pero los textos puestos en boca de los actores no terminan de dar la talla. Mientras que la trama resulta aceptable, con una descripción de personajes atractiva (aunque a veces algo esquemática) y con una realización que, sin ser virtuosa, sí es eficaz, sin embargo los diálogos no alcanzan el umbral de calidad que habría que exigirle: con frecuencia son redundantes, algunas veces inverosímiles, y las más, insustanciales.

Así las cosas, el interés decae de vez en cuando, siempre que las situaciones se alargan demasiado, sobre todo porque lo que escuchamos (en una película en la que la palabra es esencial) no nos dice gran cosa. Tampoco el excesivo metraje ayuda demasiado; parece como si los realizadores, procedentes del campo del cortometraje, quisieran dejar claro que lo suyo no es un corto alargado, como tantas veces ocurre con otros colegas en la misma tesitura; un cuarto de hora menos, y la película hubiera ganado en consistencia, densidad y ritmo. Al final se anima, cuando la historia vira hacia la comedia de enredo, demostrando entonces los directores que ése es el tono que mejor les va. En cualquier caso, no es Marta y alrededores un filme deleznable, sino una aproximación, con frecuencia apreciable, sobre las vivencias de los jóvenes que frisan los treinta años, en el momento en el que empiezan a dejar atrás la juventud para convertirse en los adultos, los viejos que no tardarán en ser. Película de palabras, es también una película de actores, con una Marta Belaustegui que es, desde que debutó en el cine en Malena es un nombre de tango, la actriz más brillante de su generación, como demuestra con este personaje de joven introvertida y frustrada; con un Tristán Ulloa cada vez más sólido; y con una Lola Dueñas que confirma que su revelación en Mensaka no fue el sonido de la flauta del burro, sino que es una actriz de cuerpo entero, capaz de múltiples registros.

Género

Nacionalidad

Duración

108'

Año de producción

Marta y alrededores - by , Jan 01, 2000
2 / 5 stars
Bla, bla, bla