Película: Retratos de una obsesión No iba a ser menos Robin Williams que Harrison Ford o Tom Hanks, que ya tienen su papel de Malo, el primero en "Lo que la verdad esconde" y el segundo en "Camino a la perdición", formando como lo hacen los tres la Tríada de Hombres Buenos de la Santa América... Pues ya cuenta Robin también con su personaje malvado, aunque, dado que es el actor de carne y hueso que más veces ha hecho, figuradamente se entiende, de Bambi, su transformación en la Bruja de Blancanieves no podía ser tan brusco; al final se queda en poco menos que el villano de "El pacificador", que era malo porque el mundo lo hizo así, como rebelde a Janette...
Su personaje es un hombre de edad madura, solitario, sin familia, entregado a su trabajo de revelado de fotos en cuerpo y alma, que ha desarrollado una extraña obsesión por una familia, cliente de su negocio, que considera perfecta; cuando el marido desequilibre esa impresión suya, tomará drásticas cartas en el asunto.
Curiosamente, "Retratos de una obsesión" se beneficia de una realización que se sale de lo habitual en el cine comercial de Hollywood: Mark Romanek sabe infundir una personalidad a su trabajo que no es normal: el encuadre presenta con frecuencia perspectivas insólitas, busca el detallismo en los objetos, incluso se permite cierta filosofía, quizá de baratillo, sobre el importante papel que juegan las fotografías familiares en la vida de la gente. Pero el guión, al servicio de este villano-por-culpa-de-la-sociedad (que es lo máximo a lo que se ha atrevido Williams), no es precisamente un portento: retuerce forzada y constantemente la verosimilitud en beneficio de sus intereses argumentales y se pasa por el forro la credibilidad de la historia; el final gimoteante y explicativo de la conducta del protagonista no es tampoco un prodigio de sutileza. Queda, por tanto, un producto irregular, con buena factura y personales maneras del director, que añade a la carrera de Robin Williams uno de los pocos arquetipos, el del Malo, que le faltaba, aunque el conjunto dista de poder considerarse satisfactorio

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

Retratos de una obsesión - by , Aug 29, 2002
2 / 5 stars
Bambi quiere ser la bruja de Blancanieves