Película: Robin Hood

El personaje de leyenda de Robin de los Bosques es de los que más veces se ha llevado al cine y la televisión, con cerca de un centenar de versiones. Casi todas cuentan las andanzas de este proscrito refugiado en los bosques de Sherwood, pero Ridley Scott no quería hacer una vez más esas aventuras, sino contar el principio y acabar cuando éstas comienzan.


La historia se inicia con la batalla en la que muere Ricardo Corazón de León y el destino hace que Robin de Longstridge sea quien le devuelva la corona a su madre, Leonor de Aquitania. Se hace pasar por el marido de Lady Marian y acaba defendiendo a Inglaterra de la invasión de los franceses, luchando junto al Rey Juan sin Tierra, quien ha sumido al país en el hambre y la pobreza debido a los elevados impuestos; aunque el monarca se compromete a defender los derechos humanos y sus libertades, finalmente acaba negándolo y declarándolo proscrito.


El guión de Brian Helgeland renuncia al romanticismo y la aventura y hace un relato serio, con el rigor propio del cine histórico británico y la espectacularidad habitual de las películas americanas de este género. Para ello humaniza al héroe, intelectualiza la historia, sacrifica un poco de acción, aunque también la hay en los asaltos a los castillos y las luchas contra los soldados que recaudan los impuestos en esa época tan convulsa o en la batalla de la invasión francesa.


Recordemos que Ridley Scott comenzó en el cine de época con Los duelistas (1977) y sabe manejar la historia, crear una notable ambientación, aunque en este caso se base en un personaje de leyenda y pueda contarla como quiera.


Esta es la versión del siglo XXI que, como las generaciones anteriores tuvieron la suya, ya sea la de Michael Curtiz, la de Disney, la de Richard Lester o las más recientes de Kevin Reynolds y John Irvin, todas interesantes; esta es al menos tan digna como aquellas. A diferencia de esas otras no cuenta lo de siempre sino algo distinto, la historia de un hombre atormentado por su pasado, sin la aureola de héroe, que eso ya vendrá después.


Es pues el relato de su lucha por sobrevivir a la corrupción y al poder de un rey injusto, contra los nobles que explotan a los campesinos y contra la Iglesia que utiliza el nombre de Dios para justificar sus acciones y se apropia del grano de los pobres, defendiendo así a los más débiles en esos tiempos de crisis.


Scott hace un film brillante, con todo lujo, aunque a veces echemos de menos la leyenda, que comienza al final, con ritmo trepidante, magnífica puesta en escena, un maravilloso reparto con una espléndida Cate Blanchett y notables secundarios, fantástica dirección artística y espectacular banda sonora de Marc Streitenfeld que realza la bella fotografía de John Mathieson.


 


Robin Hood - by , Jun 28, 2017
3 / 5 stars
Robin antes de los bosques