Película: Tiana y el sapo

A pesar de que la factoría Disney decidió cerrar la sección de dibujos animados en dos dimensiones con Zafarrancho en el rancho (2004), que era uno de los títulos más endebles de los últimos tiempos, debido a su fracaso, ahora recurre a dos pesos pesados de aquella fórmula, John Musker y Ron Clements, con éxitos como Basil, el ratón superdetective (1986), La sirenita (1989), Aladdin (1992), Hércules (1997) y El planeta del tesoro (2002), para que hagan su sexto trabajo juntos con Tiana y el sapo (2009).


Se han basado, como guionistas, en el libro La princesa y la rana, de Ed Baker, inspirado a su vez en una fábula de los hermanos Grimm del siglo XIX. La historia la trasladan al Nueva Orleans de los años 20, ciudad a la que hacen un homenaje a través de su cultura, sus tradiciones, la brujería, el vudú, su gastronomía y la música de jazz, en la que se enmarca la decena de números musicales y canciones que adornan sus coloristas imágenes, recuperando así el espíritu Disney, a través de las formas, la música y el humor de sus películas de los años 90.


Hasta allí llega un príncipe proveniente de la (ficticia) ciudad de Maldonia. Charlotte, la hija de un rico industrial, desea casarse con él, mientras que Tiana, una de sus criadas de color, de origen humilde, sueña con poner un restaurante donde servir a sus clientes gumbo (sopa de marisco con arroz), tal como la hacía su padre. Pero el maligno Dr. Facilier, con su magia, los convertirá en rana.


La primera parte está dedicada a los seres humanos, siendo éste el primero de sus films que tiene como protagonista a una chica de color, y la segunda mitad a los animales, como es la fórmula tradicional de Disney, en la que no falta algún lúgubre momento como representación del mal.


Posee un buen diseño de los personajes secundarios, como el cocodrilo que toca la trompeta en alusión a Louis Armstrong, o Ray, la soñadora luciérnaga que está enamorada de Evangeline, que les ayudan a recuperar la forma humana.


Se logra así un coctel entre el cuento de hadas tradicional y el relato sureño en una curiosa mezcla que gusta a los adultos, que evoca nostalgias de otros tiempos, y los niños se divierten con sus aventuras sin que les molesten las canciones, ya que no decae el ritmo y el interés en ningún momento dado su dinámico montaje.


Fue nominada al Globo de Oro a la mejor cinta de animación, como también lo ha sido al Oscar, además de a dos de sus canciones de Randy Newman (Almost there y Down in New Orleans).


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

Tiana y el sapo - by , Jul 28, 2015
3 / 5 stars
Personas y animales