Película: Un hombre de altura

El cine norteamericano suele beber en las fuentes del europeo y con frecuencia en el francés para hacer sus versiones de películas taquilleras, pero en este caso es el galo el que pone sus ojos en un éxito argentino, Corazón de León (2013), lo que no es habitual.

Diane es una guapa abogada de éxito, divorciada, que ha perdido su móvil y recibe una llamada de Alexandre, que lo ha encontrado, un arquitecto famoso, encantador, educado y culto, que la invita a reunirse con él al día siguiente para devolvérselo, pero su encuentro no resulta como ella había imaginado por la voz y la forma de comportarse por teléfono. En su encuentro descubre que es un hombre bajito y trata de superar los prejuicios de la sociedad y sus propios miedos a tener el mejor momento de su vida. De ello nacerá un curioso romance entre la brillante abogada y este pretendiente de corta estatura, 1'36 metros, en donde entran en juego las opiniones de la familia y amigos de ella.

El guion es la adaptación de la cinta argentina Corazón de León (2013), dirigida por Marcos Carnevale, que cuenta una historia de amor un tanto diferente, que tuvo un gran éxito en su país, resultando ser muy respetuoso y fiel con el original, ya que salvo los cambios de nombres y unas pocas escenas que no son iguales, que no estaban en la anterior, por lo demás sigue siendo más o menos igual, con la misma complejidad de los personajes y lo que no ha variado es la idea y el fondo de la historia, el problema de enamorarse de un hombre tan diferente a su exmarido, tanto en estatura como en los sentimientos y en la manera de comportarse con ella, por lo que no le importa el qué dirán los demás de una relación tan peculiar.

El argumento es divertido y el tema es cómo nos vemos y la percepción que la sociedad tiene de nosotros aún siendo normales y mucho más cuando hay alguna diferencia física como es el caso, lo que no debe influir en los sentimientos y lo que se siente por la otra persona, con sus virtudes y sus defectos, en defensa de la diversidad.

La película funciona bien a nivel cinematográfico, sobriamente llevada a cabo en la puesta en escena de forma elegante por Laurent Tirard, que va más allá de lo emotivo. Ha contado con una buena cabecera de reparto con el oscarizado Jean Dujardin al frente, acompañado por la buena actriz belga Virginie Efira en la pareja protagonista y de Stéphanie Papanian como Coralie, la entrometida secretaria cotilla que tiene algunos de los momentos más jocosos.

Este film tiene en su contra, para los que hubieran visto el original, que todo les resulta conocido y les haga menos gracia, pero el material de base es interesante y garantiza pasar un buen rato con situaciones muy divertidas.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

98'

Año de producción

Trailer

Un hombre de altura - by , Jul 04, 2016
2 / 5 stars
Una nueva versión muy cercana