Película: Alien vs. predator La saga de Alien, iniciada en 1979 por el interesante Ridley Scott, se constituyó pronto en un punto de referencia dentro del moderno cine de terror, ciencia ficción, intriga y acción. Hasta cuatro entregas se han hecho de la serie, bien es cierto que con interés decreciente. Por su parte, John MacTiernan, ahora bastante desprestigiado pero que tuvo su época de gloria, saltó a la fama en 1987 con Depredador, uno de los primeros grandes papeles de acción de Arnold Schwarzenegger, prolongándose años más tarde con una secuela no precisamente afortunada.

Quizá no era más que cuestión de tiempo que alguien uniera los monstruitos de cada uno de esas dos series en un mismo filme, y la idea seguramente no era mala. Lo que no ha sido tan afortunado es que el encargado de llevar a cabo esa colisión (de la que se esperaba que saltaran chispas, cuando no ácido corrosivo...) haya sido el cineasta británico Paul W.S. Anderson, que, si bien tuvo un comienzo prometedor con una impactante Shopping, después se adocenó lamentablemente con productos comerciales sin interés como Mortal Kombat y similares. Así las cosas, lo que se nos cuenta tiene cierto interés en el planteamiento, pero bastante menos en su plasmación: se detecta una fuente calorífica en la Antártida; una expedición de científicos y hombres de armas parten hacia allí, para encontrarse metidos en una brutal batalla entre dos razas distintas de monstruos alienígenas.

Pero lo que prometía escenas de intriga y misterio, con las dos bestias pardas extraterrestres enfrentadas, pronto se demuestra que no es mucho más allá que un videojuego, y no precisamente de los más afortunados. La acción apenas progresa, los personajes son meros estereotipos, incluida la protagonista, de la que no sabemos nada (ni falta que hacía...), y todo se fía a las luchas de los monstruos, con los humanos llevándose todas las guantás que se lanzan los bichitos.

Así las cosas, quedan algunos detalles, como cierta capacidad de elipsis que recuerda vagamente algunos momentos estelares de la primitiva Alien, aunque el conjunto esté a años luz no sólo de aquella primera y espléndida película, sino del resto de las dos sagas. Así que este cruce de bichos no ha sido sino un intento de exprimir dos filones probablemente exhaustos, y al final no se ha hecho otra cosa sino desaprovechar lo que de bueno había en ambos mitos del cine de acción y ciencia ficción moderna.

Dirigida por

Género

Duración

100'

Año de producción

Alien vs. predator - by , Nov 23, 2004
1 / 5 stars
Cruzar, exprimir, tal vez desaprovechar...