Película: Borg McEnroe

Esta historia parte de un partido de tenis memorable que enfrentó a dos gigantes de este deporte como John McEnroe y Björn Borg en la final de Wimbledon del 6 de julio de 1980, en el que el sueco se jugaba ganar su quinto título y el aspirante tratar de inscribir su nombre por primera vez en el torneo como campeón y llevarse el trofeo. El sueco Björn Borg (24 años) y el norteamericano John McEnroe (21 años) protagonizaron uno de los partidos más importantes de la historia del tenis, que se revive en esta película dirigida por el danés Janus Metz, en un recorrido que ilustra la histórica rivalidad que estas dos leyendas de este deporte, desde su infancia y juventud, sufrieron en su educación deportiva.

El guion no sólo se limita a ese momento histórico, ya que no se centra únicamente en el partido, sino que nos ofrece aspectos de la vida de ambos, en una narración en paralelo, apuntando cómo comenzaron en este deporte hasta llegar a donde han llegado. Dos hombres que sacrificaron su infancia y su juventud por triunfar finalmente en el mundo del tenis.

Es curioso ver la personalidad de cada uno, el sueco un hombre concentrado en sí mismo, con espíritu nórdico, frío, metódico, buscando la perfección, apesadumbrado por tener que enfrentarse a ese reto tan importante hasta el punto de prometerse a sí mismo que si perdiera se retiraría, porque no soportaría la derrota, mientras que el americano es pura alegría de vivir, anárquico, despreocupado, nada concentrado, no se preocupa por la preparación, todo en él es pura improvisación y espontaneidad ante los hechos que tiene por delante, capaz de lo peor y de lo mejor, con fama de rectificar a los jueces, lanzando exabruptos, enfrentándose con la prensa y siendo abucheado por el público por su mal comportamiento y actitud desafiante.

El estado de ánimo del primero afecta hasta a los que tiene a su alrededor, a su novia, Mariana Simonescu, que le acompaña durante el campeonato, y con la que está a punto de casarse, y a su entrenador, que le aconseja en cada momento lo que debe hacer y le tranquiliza, aunque cuando los nervios lo traicionan lo despide, pero sabiendo que estaba fuera de sí, vuelve a su lado para no dejarlo abandonado en una hora tan importante. El film habla de los inconvenientes de la fama, los sinsabores, la infancia perdida, ya que no se queda en el enfrentamiento entre ambos en el partido.

Muy bien elegidos los dos actores protagonistas, centro y eje de esta cinta, Sverrir Gudnason, todo seriedad e introspección incorporando a Borg, y Shia LaBeouf como el bronquista McEnroe, ambos parecidos físicamente a los originales, sabiendo copiar los gestos y manías, tanto en la pista como fuera de ella. Pero, si de buen hacer hablamos, destaca la veteranía y serenidad de Stellan Skarsgard como el entrenador de Borg.

Bien escrita y llevada a cabo desde la dirección por el cineasta danés que ilustra con esmero la rivalidad entre estas dos leyendas del tenis, a pesar de ser la ópera prima de Janus Metz, que sabe introducir el deporte en breves momentos para no cansar hasta llegar al deseado final en el que se detiene algo más, y aunque tiene algún pequeño bache de ritmo no afecta su interés.

Para los que no conozcan el resultado tiene su suspense y a los que lo sepan le resta algo de emoción.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

107'

Año de producción

Trailer

Borg McEnroe - by , May 31, 2018
2 / 5 stars
De rivales a amigos