Película: Cuestión de pelotas Como si fuera una variante (en deporte chiflado, el "dodgeball", dos equipos de seis jugadores que juegan a eliminarse mutuamente pegándose unos pelotazos tremendos) de "Rocky", este "Cuestión de pelotas" plantea una situación con algún parecido temático a la entrega original de la saga inventada por Sylvester Stallone y John G. Avildsen. Aquí no es un boxeador viejo y medio tarado que llega a campeón del mundo, sino un equipo de memos que, contra todo pronóstico (y con la consiguiente dosis de suspense, aunque todos sabemos que lo conseguirán...), gana un campeonato en la mismísima Sodoma, digo Las Vegas. Ahí acaba todo el parecido; porque lo que en el primer capítulo de la saga rockyana (el único que mereció la pena de la después interminable y fatigosa serie) era un producto bien resuelto, escrito aceptablemente y con una apuesta decidida por el esfuerzo personal y la voluntad a todo trance de ganar, en esta comedieta se convierte en una tontería montada con cuatro retales argumentales, malos diálogos y situaciones delirantes. El debutante en la dirección Rawson Marshall Thurber no demuestra buenas maneras al poner en imágenes este guión propio, lo que tampoco es un galón que digamos. Se usa y abusa del batallón de pánfilos, con el carajote que no se entera de nada, el pipiolo universitario enamorado sin esperanza de la guapa de la clase, el sesentón entrado en carnes con menos fuerza que una gaseosa moderna, y así todos: quedan el guapete, aunque sea un desastre en su vida personal y profesional, y enfrente, el villano de turno, un Ben Stiller que también ejerce aquí de coproductor y que se pasa de rosca en su papel de dueño (de modales cuasi nazis) de un gimnasio ultramoderno. Resultado: algunas risas aisladas, más por lo patético del intento que por otra cosa, y algún que otro veterano (ese Rip Torn: ¡qué duro es tener que comer todos los días!) que estaría mejor en otro cine al que están más acostumbrados.




Género

Nacionalidad

Duración

92'

Año de producción

Cuestión de pelotas - by , Sep 16, 2004
0 / 5 stars
Un Rocky de pacotilla