Película: El cuerpo del delito

Esta película es la más clara demostración de cómo el cine americano se hace a base de recetas encaminadas al éxito, ya que no hay más que mezclar fórmulas que anteriormente lo demostraron para hacerlas efectivas nuevamente.


La cinta no es más que una secuela de Instinto básico, cambiando algunos términos de un film a otro, y tiene elementos parecidos a otras películas anteriores, como el erotismo de Nueve semanas y media (curiosamente la protagonista es también dueña de una galería de arte), o el doble final del film de Billy Wilder Testigo de cargo.


Éstas no son más que claves para cinéfilos, ya que los fans defensores de Madonna verán la película por su ídolo pretendidamente convertida en actriz, ya que aquí no canta, así como en símbolo erótico.


La historia va en defensa de la familia, aunque parezca paradójico, como ocurría con Atracción fatal o La sombra del testigo, por citar tan solo algunos films, ya que aquí una vez más se avisa del peligro que se puede correr al tener relaciones extramatrimoniales con el consiguiente riesgo de destrucción de la familia.


La dueña de una galería de arte es acusada de asesinato al hacer el amor con un millonario con problemas cardíacos, que le deja 8 millones de dólares en su testamento. El abogado defensor tratará de demostrar su inocencia al tiempo que cae en sus redes sexuales y sadomasoquistas.


El film alterna las escenas de las sesiones judiciales con las de cama, envueltas en el celofán de una sofisticada fotografía, melodiosa música para el correcto trabajo de Willem Dafoe o Joe Mantegna, frente al exhibicionismo de Madonna o las cualidades técnicas de la puesta en escena de Uli Edel.


 


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

El cuerpo del delito - by , Feb 08, 2017
1 / 5 stars
Abogado y amante