Película: El festín de Babette La comida como protagonista ha generado algunos filmes de ficción de cierto mérito. Recuérdese, en su apartado vomitivo, "La gran comilona" ("La grande bouffe"), de Marco Ferreri, donde los personajes se suicidaban de puro hartazgo de viandas miles, o en su vertiente humorística, "Pero, ¿quién mata a los grandes chefs?", de Ted Kotcheff, donde los grandes maestros (y algún que otro "petit maître") de la gastronomía europea iban cayendo de forma muy apetitosa. El danés Gabriel Axel salta a la fama internacional en 1986 con este "El festín de Babette", con el que conseguirá el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa, y en el que las vituallas tienen un rol de primera línea.
A Dinamarca, en el siglo XVIII, llega una mujer perseguida desde Francia por adherirse a los postulados de la Comuna de París. De profesión sus cacerolas, servirá en casa de dos hermanas en un tranquilo pueblecito costero. Cuando la fortuna, en forma de un billete de lotería, le sonríe, pagará la hospitalidad de sus anfitrionas con un banquete pleno de bocados de cardenal, en una suerte de elogio de la armonía y la felicidad a través de la buena mesa (lo que, dicho sea de paso, no es ningún disparate...). Quizá más destinada a los amantes de la "nouvelle cuisine" más que a los cinéfilos, de todas formas no carece de interés esta bienintencionada película que cifra en las delicatessen exquisitamente preparadas el mejor y más delicado de los placeres mundanos.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

96'

Año de producción

El festín de Babette - by , Sep 09, 2003
2 / 5 stars
El más delicado placer humano