Pelicula:

La guionista y directora Colin Serreau se hizo un nombre, en los niveles del cine ilustrado de las últimas décadas del siglo XX, con su ¿Por qué no? (1977), que planteaba la posibilidad de las relaciones sexuales y amorosas abiertas y simultáneas, un poco lo que hoy se viene denominando “poliamor”, solo que entonces no existía ese término y se hablaba más bien de “ménage a trois”, “a quatre”, etcétera. El film consiguió la Espiga de Oro en la entonces muy prestigiosa Semanci de Valladolid.

Años más tarde hizo otro film que también llamó la atención, aunque ya mucho más dentro de los parámetros comerciales, Tres solteros y un biberón (1985), que tuvo tanto éxito en Estados Unidos que incluso allí hicieron su propia versión, Tres hombres y un bebé (1987), bastante inferior. A Serreau, parece evidente, le iban los temas controvertidos y provocadores, aunque siempre con un punto de contención para poder ser asumible por las sociedades medias europeas.

Ese es el caso de esta película, cuyo título original, Romuald et Juliette, juega con el clásico shakespeareano, pero advirtiendo ya en el nombre masculino que estamos ante una (considerable) variante, y que en el título que llevó en España condensa prácticamente toda la esencia de su historia: Mamá, hay un hombre blanco en tu cama, con lo cual ya sabemos que en el film hay una familia compuesta, al menos, por una mujer de raza negra y su hijo o hija, más el amante blanco de la primera. Serreau consiguió una nueva diana en taquilla y también obtuvo el aprecio crítico con esta comedia que combina cierta intriga empresarial, romanticismo exótico, integración y mestizaje racial y hasta su toque de cierto compromiso social.

Un alto ejecutivo de una sociedad de productos lácteos es emboscado por sus colegas y su esposa le engaña con otro; desesperado, sólo encontrará consuelo y apoyo en la mujer de la limpieza de la oficina, que se revelará como  una auténtica joya en todos los aspectos. Interesante cine francés, de una época en la que el país galo era en muchos sentidos la referencia para el cine de comedia americano, que bebía sin recato en él y compraba los derechos para hacer sus propias versiones. Al frente del reparto aparece el estupendo Daniel Auteuil, inolvidable en tantas películas desde su debut en los años setenta.


Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

108'

Año de producción

Mamá, hay un hombre blanco en tu cama - by , Jun 16, 2019
2 / 5 stars
Cierto compromiso social