Película: No debes estar aquí Tiene dicho Jacobo Rispa que "No debes estar aquí" es como un cóctel de "Crash" y "Sé lo que hicisteis el último verano", con lo que, si podía concedérsele la excusa de ser novato, se la retiramos de inmediato. Y no es por el más bien tópico segundo filme citado (que aún así, le da sopas con honda, teniendo en cuenta la solvencia profesional y de guión que la respalda), sino por el primero; porque meter en el mismo saco al gran, inclasificable filme de David Cronenberg, uno de los más desasosegantes ejercicios temáticos y estilísticos de los años noventa, y esta peliculita de Rispa que parece de todo a cien, es más bien pasarse.
Es cierto que parten de algún punto común, con ese gusto de un grupito de aburridos buscando emociones fuertes, pero Cronenberg y Rispa toman caminos totalmente distintos, y donde en el canadiense había turbación y temblor ante una obra esquiva y tan atípica, en el español lo que hay es un libreto no especialmente afortunado y, lo que es peor, poco fundamentado, quizá uno de los grandes problemas de los guionistas españoles que tocan el tema fantástico y de terror. No se queda el cóctel sólo en los dos títulos citados, sino que no es difícil rastrear datos y tributos (por no decir copias) de títulos como "El arte de morir", auténtico tótem de este nuevo cine español de terror y adolescentes hechos picadillos. Es cierto que hay hallazgos visuales, como una sombría utilización de Internet y de su capacidad para asustar desde la supuestamente fría tecnología, y algunas escenas (véase el polvo en el chat que se marcan dos de los personajes) tienen entidad por sí mismas. Pero el conjunto dista mucho de ser satisfactorio, y además, conforme va avanzando la trama, los guionistas parecen no saber qué hacer con los personajes, ni cómo ir matándolos uno a uno, como manda el género y la tradición; un pre-final tópico a rabiar, con un actor totalmente inadecuado al papel (no te crees a Tristán Ulloa de malo ni harto de navegar por el ciberespacio) y un final definitivo de lo más plano y sin clímax termina por hacer naufragar a este, en principio, prometedor thriller de terror

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

95'

Año de producción

No debes estar aquí - by , May 29, 2002
1 / 5 stars
Cóctel de despropósitos