Película: Plan de escape En las producciones americanas se suele dar la circunstancia de reunir varias viejas glorias para interpretar una nueva historia. En este sentido recordamos la película de Sam Peckinpah Duelo en la alta sierra (1962) donde se daban cita dos grandes actores, Joel McCrea y Randolph Scott, interpretando a unos veteranos pistoleros, o sin ir más lejos la reciente Plan en Las Vegas (2013) que agrupaba a cuatro amigos de la tercera edad, como todos recordarán. Aquí otra vez se da esa circunstancia en la que coinciden dos amigos, Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, que se han ido citando y homenajeando a lo largo de sus filmografías en cuanto han tenido ocasión, que ya coincidieron brevemente en Los mercenarios (2010) y su secuela.

Ray Breslin es un diseñador de prisiones y analista de la seguridad de las mismas a las que pone a prueba. Para ello suele ingresar como interno y demostrar si es posible ejecutar una fuga. Ha escrito un libro sobre sus experiencias y a punto de jubilarse recibe una suculenta oferta como un desafío a no poder escapar de una de las cárceles más modernas y ultrasecretas. Ello en realidad es una trampa que alguien le ha tendido, pero allí hace amistad con Emil Rottmayer. Entre tanto lo intenta sufrirá el acoso y las torturas de los carceleros y del propio alcaide de la prisión, a la que llaman "la tumba", porque nadie sale de allí con vida.

En el film se mezclan dos géneros, el carcelario con sus peleas y consiguientes evasiones, y la ciencia ficción, ya que son celdas aisladas, transparentes, construidas con duro cristal y acero y dotadas de las más avanzadas tecnologías al respecto.

El inteligente guion del principiante Miles Chapman y de Jason Keller, al que se le debe el de Blancanieves (Mirror, mirror) (2012), es bastante original, coordinando bien las acciones ya que se trata de la fuga pero también de otra subtrama que lleva a cabo el alcaide, así como las relaciones entre los personajes donde no sólo se da la sagacidad y la inteligencia, sino que también se ilustra con las habituales peleas de los robustos presos que puntúan la acción de vez en cuando para no aburrir a los aficionados a ambos géneros.

El director sueco Mikael Hafström, afincado en el cine norteamericano desde que hizo Sin control (2005), ya demostraba en aquel título que sabía hacer una cinta de acción y ésta la lleva a buen ritmo sin que decaiga la tensión en ningún momento, haciendo una puesta en escena de lo más correcta. En este aspecto es una obra honrada, que no engaña a nadie, ya que el espectador sabe lo que va a ver, acepta los convencionalismos del género e incluso se le sorprende en alguna que otra ocasión, como ocurre al final.

Tanto Sylvester Stallone como Arnold Schwarzenegger están bien en sus respectivos papeles ya que incluso han madurado en sus trabajos con los años, dando de ellos lo que se espera. o será que están mejor dirigidos esta vez.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

115'

Año de producción

Trailer

Plan de escape - by , Dec 26, 2013
2 / 5 stars
Imposible fugarse