Película: Reina y patria

Tras ocho años sin dirigir John Boorman ha vuelto con Reina y patria, de la que también ha hecho el guion, y la sitúa en 1952, nueve años después de lo que contaba en Esperanza y gloria (1987), con la que tuvo tres nominaciones a los Oscar y dos a los Globos de Oro. Aquí recoge el momento en el que él tenía 18 años y hacía el servicio militar obligatorio, por lo que tiene mucho de autobiográfica. Está basada en los hechos vividos que reproduce con fidelidad. Vuelve a tomar los mismos personajes y continua la historia para contar sus experiencias tenidas en el ejército.

En 1952, año del fallecimiento del rey Jorge VI y el nombramiento como reina de Isabel II, que sigue aún en el trono, un joven británico llamado Bill es llamado a filas para hacer el servicio militar, momento en que transcurre la Guerra de Corea. En el tiempo del duro entrenamiento conoce al bromista Percy, del que se hace amigo, y ambos traman la caída del Sargento Mayor Bradley, que les hace la vida imposible.

La cinta adquiere el tono de una entrañable comedia que con sus toques de humor contrasta con el dramatismo de la situación bélica a lo que hay que añadir el romanticismo de los dos jóvenes al enamorarse de sendas chicas. Entre lo que se nos narra está la anécdota del robo del reloj del ejército, que estira demasiado, pero a la que le saca bastante partido. Divertido resulta el personaje de Redmond, que siempre trata de buscarle el punto débil a los oficiales para engañarlos y no hacer lo que les ordenan. Tiene algunos guiños cinematográficos citando los títulos que al director le gustaban en aquellos años, como Casablanca (1942) o Rashomon (1950), film este último del que se ven unas imágenes.

Posee una realización académica, con una buena ambientación de la época, con un gran sentido del humor sobre la iniciación a la vida y el amor de los dos jóvenes, que no se identifican con el tiempo que les ha tocado vivir, a los que la guerra les parece algo inmoral siendo abiertamente antimilitaristas.

La película tiene la elegancia y la sabiduría de un Boorman de ochenta y dos años, demostrada a la hora de rodar, con cierta nostalgia, este personal argumento que es la continuación de Esperanza y gloria de la que toma una secuencia que coloca al inicio. Director que consiguió algunos logros interesantes en el inicio de su carrera que a pesar de haber descendido en calidad es un valor seguro siempre en su cine como lo logra una vez más con esta comedia sobre la madurez de un joven y de un país.

Correcto trabajo de los actores, como es habitual en el cine inglés, tanto de los jóvenes, no muy conocidos, como de los veteranos que figuran en el reparto.


Dirigida por

Género

Duración

110'

Año de producción

Trailer

Reina y patria - by , Oct 01, 2015
2 / 5 stars
Continuación de "Esperanza y gloria"