Película: Rounders Para los millones de personas que, como yo, ni sabemos jugar al póquer, ni nos interesa lo más mínimo este juego que, paradójicamente, apasiona a otros (sobre todo a los norteamericanos), una película como Rounders nos trae, literalmente, al fresco. Porque todo en ella gira en torno a los full de ases (o como se diga), las escaleras de color y otras zarandajas. Así las cosas, hay que ver este nuevo filme de John Dahl (el interesante realizador de La última seducción) como lo que es, la historia de un adicto a una droga, en este caso el juego, un ludópata que habrá de luchar contra su dependencia, rodeado de gente normal (su novia, su profesor) y de gente anormal (su amigo/hermano/traidor, Gusano, y no es un insulto, sino como muy apropiadamente se llama a sí mismo), que tirarán cada uno para su lado.

En este infierno del juego, donde la atracción del abismo es tan fuerte que los infelices que caen en él difícilmente pueden contarlo, hay sin embargo una historia de ribetes clásicos: el héroe (en este caso prácticamente antihéroe), el amiguete por el que el protagonista se juega el físico, en un alarde de (no precisamente admirable) valor, la chica que le da puerta cuando se da cuenta de que el alcohol, perdón, el juego, lo tiene enviciado... parece casi una película de cine negro de los años cincuenta, o un western crepuscular de principios de los sesenta, incluso con sus villanos rotundos.

Ése es su tono, el del clásico revisitado bajo la apariencia oscura de los naipes de un juego que a buen seguro inventó el diablo. Rounders queda, entonces, como un sólido producto comercial, bien hecho, con intencionalidad, aunque un tanto supeditado a las calidades de sus actores: Matt Damon tiene una cara tan bonita como limitados son sus registros; Edward Norton está perfectamente odioso en su personaje; John Turturro hace un jugador/obrero espléndido; John Malkovich está magnífico con su acento de mafioso ruso.

Dirigida por

Género

Nacionalidad

Duración

120'

Año de producción

Rounders - by , Jan 01, 2000
2 / 5 stars
Ludópatas