Película: Un muchacho llamado Norte El polifacético Rob Reiner, tan capaz de hacer cuentos de hadas (La princesa prometida) como thriller acongojantes (Misery) o melodramas judiciales (Algunos hombres buenos), por sólo citar algunas de sus versatilidades, le hinca el diente ahora a un tema basado en un hecho real, el de un niño que consiguió el divorcio de sus padres hará un par de años.

Sobre este suceso verídico se ha montado una comedia surrealista, con un deliberado tono de farsa cuasi burlesca, en la que no faltan los guiños cinéfilos parodiando títulos tan conocidos como el serial Dallas o las películas de Tarzán, todo ello en el peregrinar del personaje de Elijah Wood (anoten el nombre de una futura gran estrella, si es que no lo es ya) por el mundo para encontrar a los padres perfectos.

Lo mejor de la cinta está en su sátira sobre el comportamiento de los niños haciéndolos actuar como adultos, y viceversa, con esos padres esclavizados por sus hijos para no ser abandonados por éstos, y sobre todo en el espléndido personaje interpretado por el pequeño Matthew McCurley, un Maquiavelo de once años que representa perfectamente el papel del tortuoso archimalvado, en la mejor tradición del cine americano, en un filme de buenos sentimientos que termina siendo muy conservador en su moraleja de más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Un muchacho llamado Norte - by , Jan 25, 2001
1 / 5 stars
El hijo divorciado